Cuento navideño

26.12.2014 | 04:45
Cuento navideño
Cuento navideño

Érase un país que se era donde el pueblo era casi feliz y sus gobernantes, empezando por los Reyes, lo eran aún más. No se conocían grandes problemas, ni graves enfermedades o carencias, ni se producían apenas sobresaltos que inquietaran a sus ciudadanos. Todo discurría, en suma, plácidamente.
Pero hete aquí que de pronto empezaron a surgir agudas controversias entre los que mandaban hasta el extremo de que algunos querían separar parte del territorio del resto. También apareció una grave crisis económica que llevó al paro y a la inactividad a casi 6 millones de paisanos. Para que no faltara nada una desconocida y cruel enfermedad produjo la muerte de dos santos misioneros y contagió a una modesta enfermera causando estupor y miedo a su alrededor. Entretanto un nuevo y agresivo grupo político comenzó a amenazar el poder de los que hasta ahora cortaban el bacalao. Su líder, descamisado y con coleta, no dejaba, al igual que sus seguidores, títere con cabeza. Y para colmo de desdichas grandes prebostes de la economía, el espectáculo y la política terminaron entre rejas.
Quizá lo más escandaloso fue que hasta la hermana del Rey se vio abocada a sentarse en el banquillo con una grave acusación delictiva que podía suponerle años de cárcel. Y, para que hubiera de todo, un jovenzuelo casi barbilampiño había estado engañando a diestro y siniestro haciéndose pasar por importantísimo conseguidor de los más difíciles logros debido a sus destacadísimas amistades. Incluso sin saber cómo apareció como uno de los selectos invitados a la proclamación de los Reyes.
En suma, lo que era un país próspero y tranquilo comenzó a ser todo lo contrario. Y los Jueces de la mano de los Fiscales y la policía no paraban de tomar decisiones frente a tanto delincuente de cuello blanco y, hasta entonces, de impecable conducta. ¿Qué había pasado para que todo esto ocurriera de sopetón? Nadie acertaba a explicárselo ni mucho menos a encontrar una solución.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies