Montoro hace otra de las suyas

21.12.2014 | 04:45
Montoro hace otra de las suyas
Montoro hace otra de las suyas

A L ministro Montoro en Castilla y León se le odia en público y en la intimidad. Los ciudadanos de a pie hemos sufrido con resignación (no quedaba otra) sus arrebatos recaudatorios y aquella sonrisita con la que nos animaba a consumir para pagar más impuestos. Ahora parece que ha atemperado su apetito voraz, amordazado por la cercanía de elecciones, pero en el ámbito de las finanzas sigue pegando bocados sin pedir perdón. Los dirigentes de la Comunidad continúan sufriendo sus ataques, siempre dirigidos a restar dinero a la Junta para entregarlo a otras autonomías con más peso político.
A Montoro, el equipo que lidera Juan Vicente Herrera, sencilla y llanamente, no le soporta. No pueden con él. Entre todos los ministros de Rajoy que han ninguneado a esta Comunidad (y lo han hecho a conciencia, con inusual frecuencia en estos tres años de rajoyato), el de Hacienda se lleva la palma por su carácter dañino y por sus formas, que van desde la altanería al desprecio pasando por el sarcasmo.
Entre sus muchos golpes bajos a la Junta causaron pavor y perplejidad a partes iguales la publicación de las balanzas fiscales, un invento político que atenta contra los cimientos de la teoría fiscal, pues no pagan impuestos los territorios sino los individuos, y la aprobación de un techo de déficit a la carta: más amplio para los más derrochadores (Cataluña, Valencia, Andalucía...) y más estrecho para los leales cumplidores de la disciplina presupuestaria (Madrid o Castilla y León).
Su última hazaña consiste en anunciar el perdón de los intereses del FLA (los fondos con los que el Estado rescató a las autonomías en quiebra) a Cataluña, Valencia y Andalucía, los gobiernos más manirrotos del club de despilfarradores. Es decir, que Montoro no solo no ha cumplido su compromiso electoral de intervenir a las regiones que se pitorrean de las exigencias de España y de Europa, sino que sigue dándoles oxígeno a costa de dejar sin respiración a las que, como Castilla y León, se han apretado el cinturón para cumplir con la imposición de un límite de déficit.
En la sede del Gobierno regional han levantado de nuevo el hacha de guerra contra el ministro y anuncian su radical oposición a un nuevo premio de Hacienda a los infractores. Se trata del hacha de goma, esa que los animosos componentes del equipo de Herrera suelen desenterrar a modo de guiñol cuando se trata de golpear a sus ´colegas´ populares de Moncloa. También dijeron el año pasado que Montoro tendría que pasar por encima de sus cadáveres si quería aprobar un déficit fiscal a la carta, y luego tuvieron que soportar el choteo del ministro bailando sobre su tumba al ritmo de la canción de Siniestro Total.
El consejero de Presidencia y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, ya dijo hace unos días que esta vez Montoro "no pasará": "En Castilla y León somos solidarios, pero no tontos". Y ciertamente, solidarios lo somos, no en el sentido de aportar más de lo que recibimos, sino a la hora de contribuir a la reducción del déficit del Estado. Otra cosa es eso de que no somos tontos, porque, a juzgar por los resultados de la lealtad y la fidelidad de las instituciones castellanas y leonesas, estamos traspasando esa fina línea que separa la bondad de la ingenuidad.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies