El anuncio

21.12.2014 | 04:45
El anuncio
El anuncio

Las campañas electorales duran cuatro años pero queremos creer que hay un momento en el que comienzan y puede que la del año próximo lo hiciese ayer en la comida de afiliados y cargos del Partido Popular por la arenga de su presidente, Javier Iglesias, y el anuncio de Alfonso Fernández Mañueco de que quiere ser candidato a la Alcaldía de Salamanca. Lo dijo: "vengo a renovar mi mandato con vosotros, afiliados, y con los ciudadanos de Salamanca con el deber cumplido". Más claro, el agua. Lo raro es que en ese momento no hubiera un aplauso de la concurrencia. Iglesias, por su parte, alertó de tiempos duros –supongo que avisado por las encuestas„y llamó a la complicidad de los alcaldes para explicar bien el rescatado España va bien, o al menos mejor de lo que dice la pérfida oposición, para la que también hubo sus recados, incluido esa referencia a las victorias electorales del PP siempre con "juego limpio". Total, que uno iba a la tradicional comida navideña del PP y además de quedarme sin lotería para mañana tuve que comprar varios cuadernos para la que se nos viene encima, que nos va a dejar seguramente como al concejal Ángel Lago, que ha bajado de los 90 kilos y no hay quien le conozca. Más allá de los discursos, pues las miradas a Lanzarote, Fernando Rodríguez o Carlos García Sierra, que estando por allí Chabela de la Torre ya son ganas de gastar pupila en balde, y saludos a Bermúdez de Castro, que sigue de segundo en la portavocía popular parlamentaria y tan contento. Tan contento, también, de saludar a Pilar Fernández Labrador, a la que tenía muy perdida y que ya se ha quedado en el trato como doña Pilar, que es mucho más que ilustrísima y excelentísima, a mi modo de ver. Luego, cuando vi que aparecían unas patatas meneás en el plato pensé en Jesús María Ortiz, diputado de Ferias y Agricultura, baranda de la despensa salmantina, y dije mira qué bien, menú charro. En realidad, no lo fue del todo pero casi, incluida la San Marcos final. Faltó jamón, y desde aquí se lo digo a Julián Ramos, alcalde de Guijuelo, y algunas golosinas del cerdo, como comprobó Jesús Pascual, alcalde de La Alberca, así que tome nota quien corresponda para el año que viene, que si no apostamos nosotros por lo nuestro dudo de que lo haga, por ejemplo, nuestro Montoro de la lotería, que se va a llevar el 20 por ciento de los premios sin haber puesto un euro. Saludamos a Javier Cascante, premio transparencia de este año; a Lourdes Villoria, que prepara los premios del deporte de su pueblo, Cabrerizos, y acuciamos al alcalde de Villanueva del Conde, Javier García Hidalgo, a que pusiera en marcha ya la ruta del vino, al tiempo que nos acordamos de su pariente Juan José Hidalgo Acera, que, vemos, se encuentra muy recuperado del último susto. Encontró uno, también, más parientes además de la señora de José Martín, Pepe "Villares", y es que somos más Juanes de lo que parece y cualquier día organizamos una quedada y verá qué lobby. Ni los teresianos, que ahí estaba Concepción Miguélez, alcaldesa de Alba, concitando envidias por el año que viene.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies