Epístolas salmantinas

10.12.2014 | 04:45
Alberto Estella
Alberto Estella

Uno de los despechos culturales más necios que ha sufrido recientemente Salamanca es el no ser incluida como "Ciudad de la literatura", en la red de Ciudades Creativas propiciada por la UNESCO. Toda ella, o a mi me lo parece „a Luciano G. Egido más aún, porque todas sus espléndidas novelas la tienen por protagonista„, respira, transpira, inspira literatura. Y entre los géneros literarios está el epistolar. Un periodista británico, Sahun Usher, aficionado a las cartas „no a los naipes„, se carteó con su novia, estudiante en la Universidad de Salamanca. "Mi mujer y yo nos enamoramos por carta", ha confesado. Entonces prendió en él la afición a coleccionar cartas dignas de pasar a la posteridad. Esta semana ha presentado "Cartas memorables" (Ed. Salamandra), desde la última „"no puedo más"„, de Virginia Wolfe, antes de llenar sus bolsillos de piedras y meterse en el río Ouse; pasando por la de Dostoyewsky contando a su hermano como se había salvado milagrosamente de un pelotón de fusilamiento de Su Majestad Imperial; hasta una de tres fans de Elvis Presley implorando al presidente Eisenhower que en la mili no le cortaran las patillas.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies