Los enemigos de nuestra Constitución

05.12.2014 | 04:45
Ángel J. Ferreira
Ángel J. Ferreira

Mañana celebramos la aprobación de la Constitución Española de 1978, la más longeva de nuestra historia y que ahí sigue, por ahora. No está de más recordarlo, porque a veces pasamos por alto que este ha sido el período de libertad más extenso que hemos vivido: por estas tierras han prevalecido el absolutismo, los golpes de Estado y las dictaduras, y la excepción ha sido el liberalismo y la democracia. No está de sobra tomarlo en consideración, pese a la que está cayendo y la que va a caer: ¿acaso tiene la culpa de granujas, corruptos y ladrones de toda laya y pelaje ideológico, esta Constitución? Yo diría que no y que a veces quien más la ataca son los que se dicen defensores del sistema, del suyo debe ser: codicia, individualismo depredador e injusticia.
La Constitución del 78 tiene sus defectos „el más importante, la organización territorial del Estado, que provocó una elefantiasis política y burocrática innecesaria, en un país que mayoritariamente no tenía sentimientos autonómicos, y que artificialmente se montó a mayor gloria de una clase política provinciana que no tenía ni donde caerse muerta, inane intelectualmente y sin mayores pretensiones que ganarse la vida sin dar ni golpe„ pero también grandes virtudes: la principal, el modelo político por el que se optó, un Estado liberal y democrático con una fuerte impronta social. Por eso votamos la inmensa mayoría hace 36 años: dijimos no a la dictadura, apostamos por la reconciliación de todos los españoles y soñamos con integrarnos en la Europa democrática. Nuestro sí fue rotundo a los derechos humanos, a la supresión de la pena de muerte y a la justicia social. ¿Lo hemos olvidado?

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies