Mucho que cambiar

02.12.2014 | 04:45
M. Vicente
M. Vicente

Qué está pasando en el fútbol?, ¿qué está pasando en la política?, ¿qué está pasando en las Universidad pública española?, ¿qué nos está pasando como sociedad?
La brutal pelea que el domingo por la mañana acabó con la vida de un ultra del Deportivo tiene que hacernos reflexionar si no se estarán perdiendo los valores que siempre ha abanderado el deporte como son el respeto, la superación, el trabajo o la capacidad de encajar la derrotas o las victorias. Lo que desde luego está desterrada o debería estarlo, es la violencia y eso es precisamente lo que unió una mañana dominical a un grupo de fanáticos radicales del Deportivo de La Coruña y del Atlético de Madrid, una cita "clandestina" en la que lamentablemente perdió la vida uno de ellos. El fútbol tal vez sea el deporte que más capacidad tiene para movilizar e, incluso, para paralizar un país, pero también es el que despierta los instintos más irracionales y menos deportivos.
Menos mal que la violencia en el mundo deportivo es minoritaria, pero como con el tema de la corrupción en la política, debemos ser mucho más intransigentes, mucho más intolerantes y los responsables tienen que actuar con mayor rapidez y contundencia.
No ha sido tampoco un fin de semana afortunado para la auxiliar de enfermería que superó el ébola en España. Su primera entrevista televisiva fue un poco decepcionante, al menos para mí. Todos habíamos elogiado su entrega al ofrecerse voluntaria para cuidar al misionero Manuel García Viejo, que como ella también entregó su vida cuidando a los enfermos de un virus mortal, pero en un lugar donde casi lo de menos es el maldito ébola y lo demás es el hambre, la miseria y la falta de recursos a todos los niveles, también en el de la atención sanitaria. Me dio pena que en un momento de agradecer la oportunidad que le ha dado de nuevo la vida, atacara a algunos de las personas que, precisamente sin saberlo, arriesgaron también su vida por ella, como la médico del centro de salud o las peluqueras a las que acudió poco después de haber pasado por el centro de atención primaria.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies