La calleja del Ateneo

01.07.2014 | 04:45
Santiago Juanes
Santiago Juanes

Desde mañana la histórica calleja de Maldonado pasa a serlo oficialmente del Ateneo, dejando al comunero salmantino sin más referencia que una calle en Chamberí, desde 1992, y su busto en el alto del Rollo. Quién le ha visto y quién le ve desde aquellos días en los que en tono vibrante reclamó una calle para él Santos Franco, concejal salmantino. No una calle cualquiera, sino la de Zamora, y parece que lo consiguió si nos atenemos a lo que Calama, alcalde en funciones en 1921 dice, también en tono vibrante, cuando en octubre descubre en Los Bandos el busto realizado por Juan Cristóbal, y sobre cuya historia mantenemos un divertido juego el doctor José Almeida y uno. Entre medias, la actual Puerta de Zamora pudo también ser del Comunero Maldonado, como lo pidió ese mismo año el concejal García de Arribas. Pero, ya lo ve, al final siguió siendo una calleja y su busto dejó el centro para irse casi al límite con Cabrerizos, lo que resulta coherente con el infortunio de nuestro comunero, ejecutado cuando todos daban por hecho que su pena sería la prisión. Ejecutado por traidor a la Corona Real de este reino, dice la sentencia. Su influyente suegro, Fernán Álvarez Abarca, consiguió traer a Salamanca sus restos y enterrarlos en la iglesia del convento de San Agustín, junto a su casa, hoy Museo de Salamanca, pero, de nuevo apareció el infortunio: la francesada destroza el convento, queda en ruinas, todo desaparece, incluidos los restos del Comunero. Los de Fray Luís de León, sin embargo, son rescatados. Se dice que el modelo que inspiró al fraile escritor para escribir "La perfecta casada" fue Ana de Abarca, viuda de Maldonado.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies