Crónica desde Lisboa

24.05.2014 | 04:45
Alberto Estella
Alberto Estella

Ha resultado penoso, pero al fin he llegado. Huyo de la Plaza del Comercio, por la que merodean madrileños disfrazados de merengue o de colchón, pesadísimos con sus cánticos y su fraternidad provisional. Me escabullo y tomo el elevador de Santa Justa para subir al Chiado, donde solo hay lisboetas. Me acerco al Mirador de San Pedro de Alcántara para contemplar en el atardecer la belleza de la Baixa, el Tajo y la colina del Castillo. ¡Qué hermosa ciudad!. En este Montmartre portugués, mi meta es el viejo café "A Brasileira", donde tomar unos pasteis de nata y una bica, mientras dialogo con Pessoa en bronce, como hacen algunos turistas que en el salmantino Novelty se acercan a Torrente Ballester. Curiosamente ambos cafés fueron abiertos en 1905, y cada uno recuerda al más ilustre de sus contertulios. Este lisboeta tuvo su revista, Orpheu, y la tertulia de Bonilla „a la que pertenece el cronista„, está a punto de editar el número 20 de sus "Papeles del Novelty", no sé si de continuación o despedida. Pero en este bohemio barrio hace fresco para permanecer en el banco con el poeta, y me refugio en el acogedor café, entre gente sin camisetas de club ni bufandas. En un ambiente tan apropiado para los juntaletras, me dispongo a teclear en el Ipad mi sabatina para enviarla al periódico. En homenaje a la costumbre de Pessoa „que abusó„, y carente de sugerencias, pido una absenta. Según el mejicano Aguirre Fierro ilumina: "Pero en todos los labios había risas / inspiración en todos los cerebros / y, repartidas en las mesas, copas / pletóricas de ron, güisqui o ajenjo". Favor, una de ajenjo, obrigado.
En esta capital parece existir la misma o semejante indiferencia que en España por las elecciones europeas. Inevitablemente, al primer trago de absenta, recuerdo al maestro Paco Casanova, que cada domingo en estas mismas páginas justificaba su tenaz euro-escepticismo. Supongo que mañana (hoy para ustedes), mis compatriotas y los hermanos portugueses no van a reflexionar demasiado.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies