La suspensión y El Cordobés

21.05.2014 | 04:45
César Lumbreras
César Lumbreras

Ayer saltó la noticia en Las Ventas: la corrida se tuvo que suspender cuando solo se habían lidiado dos toros debido a que los tres diestros se encontraban en la enfermería. Dos de ellos, David Mora y Saúl Jiménez Fortes, resultaron heridos por asta de toro, mientras que Antonio Nazaré sufrió un golpe fuerte en una de las rodillas, que le ocasionó un lesión de ligamentos. Total, que hubo que suspender. Hay que remontarse a 1979 para encontrarse con un hecho similar. Fue el 28 de mayo, los toros eran de Victorino Martín, solo se lidiaron cuatro y los diestros que terminaron en la enfermería fueron Ruiz Miguel, Paco Alcalde y el Niño de Aranjuez. Me puse a hacer memoria para ver si recordaba algo, hasta que caí en la cuenta de que no pude asistir a esa corrida porque ese año me encontraba fuera de Madrid, haciendo la "mili". Si ese acontecimiento hubiese tenido lugar en los años siguientes, allí que habría estado, porque en mis comienzos profesionales también me dediqué a la cosa de los toros, no a la crítica, sino a lo que sucede durante la corrida: cogidas, enfermería, partes médicos o mini entrevistas a los protagonistas.
Ayer podía haber ido a la plaza, pero la verdad sea dicha, decidí no hacerlo. Como he contado en más de una ocasión en estas mismas páginas, estoy harto de toros y las corridas me aburren soberanamente. A pesar de ello todavía sigo manteniendo el abono, aunque cada vez que lo pienso no me explico por qué. Será que no quiero romper el vínculo con la llamada Fiesta Nacional.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies