Fàcyl

13.05.2014 | 04:45
Juan Mari Montes
Juan Mari Montes

Recuerdo una conversación en el que un amigo de una pequeña localidad salmantina de cuyo nombre prefiero no acordarme, me hablaba de que los que vivimos en Salamanca capital estábamos realmente muy equivocados considerando que en nuestra provincia los concejales de las respectivas localidades se estaban quedando un poco en la edad media al ofrecer esencialmente en sus días festivos como únicas propuestas musicales ese impepinable menú que consiste en folclore charro como primer plato y verbenas como segundo. O viceversa, que uno no sabe muy bien, al no ser un fanático entusiasta de los mismos, sí conviene abrir boca con una charrada aliñada con gaita y tamboril o un pasodoble con redobles cañís de caja. El caso es que este amigo me aseguraba que esto que nosotros pensábamos no era más que un tópico y que para demostrarlo, ellos aquel mismo año habían tenido la inédita idea de gastarse todo el presupuesto disponible en contratar algo tan moderno y acorde con los tiempos como el gran artista King África, protagonista esa misma temporada de un horripilante atentado contra el buen gusto: una versión propia de la célebre pieza "Paquito el Chocolatero".

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies