La Plaza, monumento de los libros

10.05.2014 | 04:45
José Antonio Bonilla
José Antonio Bonilla

En estos días primaverales la Plaza acoge de nuevo a los libreros. Los libros salen a la calle el 23 de abril, Día del libro, y en la feria de mayo. La autoridad municipal ha hecho varios intentos de cambiar la ubicación de la feria: a la calle de las Úrsulas, a la Plaza de los Bandos; las ventas disminuyeron y el público era escaso. El Ayuntamiento, visto lo cual, ha desistido de más traslados. La Plaza ha sido siempre lugar de acogida de acontecimientos de toda guisa. En ella tomó de alternativa "Tragabuches", recibió a Unamuno cuando vuelve del exilio, se proclama la república, y el poeta oficial de los años sesenta, se rasgaba el pijama de popelina en su balcón que daba al "mejor patio de luces que hay en España" al contemplar a los jóvenes desaforados en un festival "Ye, ye".
La feria es muy abundante en títulos. Se impone seleccionar bien la oferta editorial. Mi amigo y profesor José Luis Cabezas me alertó de la novela "El anarquista que se llamaba como yo", escrita por Pablo Martín Sánchez. Pablo, el protagonista, viene a Salamanca acompañando a su padre, inspector de enseñanza, que recorría los caminos visitando las escuelas rurales a lomos de mula vieja. En Béjar se enamora, en nuestra ciudad se hace periodista y en París, conspira. La narración termina con el desbarajustado intento de dar un golpe de Estado a Primo de Rivera. Es una de las mejores novelas que he leído en los últimos tiempos.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies