Tiene que haberlos mejores

10.05.2014 | 04:45
Alberto Estella
Alberto Estella

Observo el comportamiento de algunos políticos y no hallo como superar mi escepticismo, compartir su programa, respetar algún líder, optar por un candidato. Reconozco que es un sentir notoriamente vulgar, porque en las encuestas no aprueba ni uno. Si me empeño en buscar, me puede suceder lo que a Diógenes, que quería hallar un hombre honesto y se le agotó la luz del candil sin encontrarlo. No es preciso recordarles a los hispanos lo que ya les decía San Pablo a los romanos, en una de sus epístolas: "No hay justo, ni siquiera uno".
Los encuestados les vienen dando calabazas a todos nuestros repúblicos desde el pasado siglo. Sacan unas calificaciones que si yo las hubiera llevado de escolar, mi padre me hubiera echado de casa. Nosotros no les echamos, y encima les sostenemos. A algunos con verdaderas fortunas. Por ejemplo a doña Magdalena Álvarez, ex Consejera de la Junta de Andalucía, que se inventó la norma que hurtaba el control de millones de euros, que acabaron en los EREs falsos, como si un electricista puenteara los fusibles para que no saltaran; la ex Ministra de Zapatero que realizó una gestión sencillamente atroz, y quería ver a Esperanza Aguirre "o tumbada en una vía, o colgada de la catenaria". Bueno, pues como premio la depositamos en el Banco Europeo de Inversiones, donde cobra mensualmente 27.000 €. Sí, veintisiete mil.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies