Los baños de uranio

06.05.2014 | 04:45
Juan Mari Montes
Juan Mari Montes

Supimos que la empresa Berkeley Minera, que tiene previsto iniciar los trabajos de extracción de uranio a comienzos del año que viene a orillas del río Yeltes, lleva ya invertidos unos cincuenta millones de euros en el llamado proyecto Retortillo-Santidad. Me pregunto qué cantidad de este memorable pastizal habrá dedicado la citada empresa a informar con exactitud de todo lo que traerá consigo el colosal disparate ecológico y medioambiantal. ¿Les habrá hablado ya con claridad a los vecinos de Retortillo, Boada, Villares o Villavieja, de los efectos secundarios que deberán soportar? ¿Y a todos los desempleados que desesperados se agarren a este clavo ardiendo que intuyo que no catarán los hijos de los directivos de la empresa?
¿Habrán contemplado en el capítulo de gastos previos necesarios la información veraz sobre todo lo que ha ido acarreando la apertura de este tipo de explotaciones en otros lugares del planeta? ¿Aparecerá en estas informaciones la palabra radiactividad o brillará por su ausencia no sea que algún radical ecologista la emparente sibilinamente con Fukushima o Chernóbil? ¿Aparecerá por casualidad esa otra palabra aún más tabú que conocemos como cáncer? Se informará de la cantidad de robles, alcornoques, encinas y otras especies vegetales o animales (algunas en vías de extinción como la cigüeña negra o el buitre leonado) que irán despareciendo por los efectos del polvo radiactivo? ¿Se les dirá que de entrada ya se tendrán que arrancar unos 25.000 árboles?

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies