Yo, un Ferrari

05.05.2014 | 00:19
Yo, un Ferrari
Yo, un Ferrari

A ver, ¿me compro un Maserati o un Ferrari? Aproximadamente a los diez años de ejercicio de su profesión, esta es la duda que asalta a todo profesor de Primaria, de Secundaria o Bachillerato. Y de los docentes universitarios casi ni hablo; estos, tras haber adquirido un ático en Marbella y un chalé en El Viso, están ya planteándose si su próximo yate ha de tener 30 o 40 metros de eslora. (Vale, lo acepto: no a todos les va tan bien. En los últimos años 20.000 profesores se han ido a la calle. En concreto, a una calle que no sé cómo adjetivar. Me dicen que Soraya Sáenz de Santamaría podría ayudarme, pero es que no tengo confianza con ella).
Ante esta situación, Montserrat Gomendio, secretaria de Estado de Educación con Wert, ha reaccionado bravamente: los sueldos de los profesores –se escandaliza la secretaria de Estado– suponen el 70% del gasto público (inversión pública) en educación. Una proporción excesiva, ha sentenciado Gomendio.
Hay quien ha interpretado este análisis de la secretaria de Estado como una amenaza más, como un aviso de nuevos tijeretazos a los salarios de los profesores.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies