Una, en todas partes

04.05.2014 | 04:45
Santiago Juanes
Santiago Juanes

El calendario civil reconoce hoy la celebración del día de la madre, que, como todo el mundo sabe, no hay más que una, aunque bajo la fórmula católica tengamos varias por la ciudad y provincia, incluida la Universidad de Salamanca, reconocida como alma mater de la ciudad, de otras universidades y de muchos que han pasado por ella, y así se lo hemos escuchado en sus discursos. Pero si echamos mano de la leyenda, Salamanca tiene su origen maternal en el Tormes, palabra que algunos asocian a señora, y seguramente aquella señora que habita en las aguas y anunció a los griegos que huyendo de la batalla de Salamina llegaron hasta aquí, que su viaje había concluido: bajen de la barca y no vayan más allá, fin de trayecto. La arqueología, por su parte, nos habla de un deosalamanti como deidad, de donde parte el nombre de la ciudad, y no discutiremos esa cuestión, pero aquella señora fue la que dio a luz a los primeros salmantinos, de alguna manera:la madre, pues, de todos los salmantinos, la madre que nos parió. Y aquí estamos, con flores y otros obsequios, y restaurantes concurridos para celebrarlo, ya sin aquellos discos solicitados en los que se radiaba en la sobremesa aquel clásico de Manolo Escobar dedicado a la madre que le dio el ser, "a esa mujer, tan buena y valiente, de inmaculada frente ceñida de laurel", que hoy, a una madre de nuestros días le dice usted eso y seguramente le responda algo relacionado con los excesos del alcohol.
Los sicoanalistas aseguran que nos casamos con nuestras madres, algo que ya lo escribió Gabriel y Galán en el poema El Ama: "?busqué una mujer como mi madre". Unamuno, estuvo en la misma senda, era muy maternal.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies