Cuestión de igualdad

02.05.2014 | 04:45
Román Álvarez
Román Álvarez

En todos los pueblos ha habido gente muy trabajadora „gente esclava, se decía„ y otros que no dan ni golpe. Pues bien: al proclamarse la República, uno de estos lugareños vagos le dijo a su convecino que estaba en plena labor arando con la yunta: "No trabajes tanto, que dicen que va a venir la igualdad". A lo que el labrador, sudoroso y sin soltar la manilla de la esteva, replicó: "Déjala que venga, que entre tú y otros como tú pronto la desigualáis".
No hace falta ser economista para advertir que uno de los problemas más graves que aquejan a la sociedad actual es, precisamente, el de la desigualdad. Los que tienen mucho cada vez tienen más, y los que tienen poco cada vez tienen menos. La mayoría es más pobre, y la clase media, motor tradicional del desarrollo, tiende a estancarse o incluso a desaparecer. La desigualdad causa desgarro social, es una amenaza para el avance económico y tiene sus efectos colaterales en cuestiones tan relevantes como la educación, la salud o las expectativas de vida.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies