Hágase la luz

27.12.2013 | 04:45
Hágase la luz
Hágase la luz

El año pasado por estas fechas nuestro Luís de Guindos aseguraba que 2013 sería mejor que 2012, lo mismo que se dice hoy de 2014. Ayer, nuestros parlamentarios populares en pleno insistieron en ello afirmando que el año a estrenar será el de la recuperación. Entendemos que no veremos luz al final del túnel sino que ya la habremos recuperado, será nuestra, toda nuestra. ¡Hágase la luz!, que es lo que esperamos que ocurra este viernes con nuestro recibo, de paso que Rajoy intenta levantar la moral de la tropa en las mismas horas que el BOE publica la endiablada ecuación que regirá nuestras pensiones --¡vengan esos matemáticos„o se dispone a anunciar que el salario mínimo interprofesional se congela, como el pescado. Y todo, además, en la víspera de la festividad de los Santos Inocentes, con esa "Horca" en Valdecarros, cuyos ripios tendrán que acordarse en algún momento del Gordo navideño que vino de Mondragón, vía Manolo, a casa del "Vivillo", su hermano, y que habrá arrojado algo de luz sobre el futuro de los agraciados: José "Puja", Barrios, Agustín€ Esa luz es, hoy, cruz y esperanza. La cruz de ver que sube y sube, y la esperanza de que sea nuestra en el nuevo año y se cree empleo y se salga de la crisis, como dijo el Rey en su discurso de Nochebuena, cada vez menos seguido. El año pasado por estas fechas se decía que había tenido la audiencia más baja de los últimos quince años, lo mismo que se cuenta hoy. Como si no hubiese pasado el tiempo, y vaya si ha pasado.
El cirujano que le operó en septiembre, Miguel Cabestán, puso a Vitigudino en el mapa al asegurar que no le recomendaba entonces y en su estado ir hasta nuestro Vitigudino. Ahora ha sido Cristina Cifuentes, la delegada del Gobierno en Madrid y quién sabe si sucesora de Ana Botella en la alcaldía madrileña, la que ha asegurado que si su partido le manda ir a Vitigudino va, aunque discrepe al modo de Galileo: y sin embargo se mueve. De nuevo Vitigudino en los papeles en un año en el que se habló del pueblo a cuenta de las urgencias antes de que llegasen Cabestán y Cifuentes, que lo hicieron mucho después que nuestro Santiago Martín, el Viti. El mismo municipio que es refugio del verso suelto que dicen que es Esperanza Aguirre.
A cuatro días de que termine el año si miramos atrás da miedo y si lo hacemos hacia delante se nos alborotan las dudas. Con nuestro Mercado Central concurrido de paisanos apurando las últimas compras navideñas Enrique Cabero propone en el pleno mejoras para tan ilustre edificio comercial hecho por Joaquín de Vargas Aguirre y varias veces retocado: escaleras mecánicas, ascensor, decoración decó al modo de su época€ que suponemos se unirán a otras obras previstas para cuando termine la campaña navideña que tienen que ver con problemas de humedades, por ejemplo.


Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies