El ministro Soria, electrocutado

22.12.2013 | 04:45
Julián Ballestero
Julián Ballestero

El ministro Soria se ha electrocutado con el torpe intento de cargar sobre las empresas de energía la culpa del resultado de la última subasta de la luz, que preveía una subida de casi el 11% del recibo para el 1 de enero y que ha sido tumbada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por orden del Gobierno.
De un licenciado en Económicas y Empresariales cabía esperar que, antes de lanzar la piedra, tendría la precaución de repasar la composición de la mesa donde se subasta el coste de la electricidad, pero se ve que Soria no lo ha hecho. A la torpeza debida a la desinformación se ha unido la ya tradicional costumbre de nuestros políticos de cargar el muerto sobre los usuarios (que pagarán más por la luz en 2013) y sobre los empresarios (a quienes ha engañado no aportando 3.600 millones para rebajar el déficit de tarifa).
Soria debería saber que en la última polémica subasta, de las treinta firmas participantes la mitad eran bancos (Morgan Stanley, Goldman Sachs, Royal Bank of Scotland y Deutsche Bank), un 40% eléctricas extranjeras (EDP, EGL y EDF Trading, entre otras) y tan solo un 10% eléctricas españolas (en el caso de Iberdrola, solo un 4% de ese 10%). Y si nadie puede precisar más los porcentajes y los protagonistas, es porque el Gobierno no desvela esos datos ni obliga al operador del mercado (Omel) a desvelarlos.
Además de ofrecer esa información, en lugar de arremeter contra algunas de las empresas que más contribuyen a mantener lo que queda de la buena imagen internacional de España y que más empleo mantienen (180.000 puestos de trabajo en las eléctricas españolas), el titular de Industria debería explicar a los consumidores que la mitad de lo que pagan en el recibo de la luz no tiene nada que ver ni con los costes de producción, ni con la distribución y comercialización de la electricidad, sino sencillamente con los gravísimos errores recurrentes de todos cuantos han sido ministros de Industria en las últimas dos décadas. Debería Soria admitir que el estallido del precio de la luz no se debe a la última subasta, sino a que su reforma del sector ha contribuido a agravar el déficit tarifario en lugar de mitigarlo.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies