Me quedo con Belén Esteban

19.12.2013 | 04:45
Me quedo con Belén Esteban
Me quedo con Belén Esteban

E L libro de Belén Esteban está desbancando en ventas a los que han sacado por Navidad los expresidentes del Gobierno Zapatero, Aznar y González. Está claro que la sociedad española prefiere el divertimento y el drama que le puede proporcionar una estrella de la telebasura que las mentiras o las sesudas reflexiones de los gobernantes. Lo de la princesa del pueblo invita a la evasión, al entretenimiento, lo de los expresidentes nos hace bajar a la triste realidad de lo que estamos viviendo, sobre todo "El Dilema" de nuestro "Bambi" leonés.
Si tengo que elegir, desde luego lo tengo claro: me quedo con el libro de Belén Esteban que ya bastante nos ha hecho sufrir Zapatero para que encima me tenga que recrear con sus pueriles memorias de los 600 días de vértigo.
Las memorias seguramente le habrán reportado a Zapatero una buena cantidad de euros, pero lamentablemente para él lo dejan retratado como el presidente más lerdo de la historia de España.
Gobernar por inercia y tirando de la chequera ajena para tener contentos a todos mientras negaba la crisis económica. Es lo que hizo Zapatero hasta que, en 2010, las autoridades europeas hartas de sus ocurrencias le pusieron contra las cuerdas y le dijeron: o haces tú los recortes o intervenimos nosotros. Fue en ese momento cuando el presidente más inconsciente e incapaz que ha tenido hasta el momento España se empezó a dar cuenta de que no había llegado a La Moncloa a jugar a gobernar este país como el que juega a las casitas o a los médicos, sino a gobernar de verdad con un proyecto de serio, no fruto de la improvisación de cada momento o circunstancia.
"Suprimir el cheque bebé era una cicatriz que quedaría grabada en los pliegues, que cada vez se agrietaban más, de mi piel política", relata Zapatero. Con frases de epitafio político como ésta no me extraña que el martes en su tierra adoptiva, León, pidiera comprensión para su gestión. Dudo mucho que a lo largo de sus casi ocho años de mandato haya tenido momentos más angustiosos que los que nos están haciendo pasar a todos los españoles sus políticas erráticas e infantiles, solo explicables cuando se le han ocurrido a una persona incapacitada para llevar las riendas de un país y que llegó a La Moncloa por pura fortuna o azar.
En León, rodeado de incondicionales y poco más, Zapatero aseguró que no hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, algo que ya a estas alturas de la película nadie puede creerse. Me niego a hacer un recordatorio de todas las barbaridades que dijo e hizo, pero se pueden resumir diciendo que lo suyo solo fue una política de gestos de lo que él creía que era el socialismo rancio y recalcitrante de las dos "españas".
Vaticino que la editorial no ha hecho un buen negocio con Zapatero y sus memorias por mucha promoción que haya detrás. Yo le recomiendo al expresidente que vaya a pregonar a la televisión de Villavieja de Yeltes, que la controla a lo Chaves un colega suyo de partido. El alcalde socialista de este bello pueblo salmantino creo que sale dos o tres veces por semana para adoctrinar a los sufridos vecinos, el resto del espacio lo podría ocupar Zapatero en promocionar su libro, porque de otra manera no lo compran ni los amigos y familiares que reunió el martes en el Hostal San Marcos de León.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies