¿Uvas o tacos de jamón?

09.12.2013 | 04:45
Santiago Juanes
Santiago Juanes

Las colas en la Plaza de Anaya para degustar la añada de la D.O. "Jamón de Guijuelo" recordaron aquellas de 1993 (hace veinte años, ya) para ver las Edades del Hombre en Salamanca bajo el título de "El contrapunto y su morada", cuando aún vivía José Velicia y Sebastián Battaner tutelaba la genial iniciativa que aún hoy sigue captando visitantes y que regresará a la provincia, en concreto a Alba de Tormes, en 2015. Aquella cita con el patrimonio eclesiástico fue una raya en la historia turística para Salamanca que cerró lo que éramos turísticamente y lo que podríamos ser, con permiso de aquella otra iniciativa que fue la gran exposición dedicada a Fray Luís de León. Pero el jamón tiene su tirón, naturalmente, y es capaz de reunir a cientos de devotos en fila india aguardando al sol frío de este final de otoño una raspita de esta golosina tan nuestra, y justo ahora cuando acaba de comenzar la temporada alta de matanza haciendo bueno aquello de a cada cerdo le llega su San Martín, aunque hay quien cambia de santo y se queda con San Antón. El frío favorece la matanza y de aquí la oportunidad del refrán.
Un poco sabemos aquí de matanzas. Las crónicas de Candelario retratan un panorama dantesco en sus calles en la época de esplendor de su original chorizo. No tanto, pero también, debió vivirse en las de La Alberca, y de aquí hacia arriba en casi todos los pueblos se hacía una por casa, pero en plan doméstico, no industrial, hasta que el tren llegó a Guijuelo y se quedó con todo el mercado.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies