El gesto más solidario

02.12.2013 | 04:45
Roberto Zamarbide
Roberto Zamarbide

Hay en Salamanca cerca de 15.000 familias que reciben regularmente ayuda del Banco de Alimentos. Familias a las que se les fueron cerrando las puertas del futuro, de la ilusión, el ánimo, la esperanza. Que se enfrentaron a un callejón sin salida ante el que no vieron más opción que plegar su amor propio y buscar la ayuda de los demás, de todos. Para ayudar a esas familias salmantinas, y a los cerca de los tres millones de españoles y residentes en nuestro país que viven en situación de pobreza severa, se han movilizado este fin de semana cerca de 60.000 voluntarios en la llamada Gran Recogida, la mayor "operación kilo" que se recuerda. Estamos ante otro gesto ético de una sociedad que reacciona ante la adversidad y tiende la mano a los más desfavorecidos. Quizás un gesto insuficiente, tal vez con fallos, con picaresca, nada es perfecto. Pero es un paso necesario, un aldabonazo a las conciencias de todos.
Acaba de entrar el mes de diciembre y por una convención cultural de la civilización occidental, la cuesta abajo hacia las fiestas navideñas hace aflorar en las culturas de raíz cristiana un sentimiento humanitario que desgraciadamente parece, salvo excepciones honrosas, estar desaparecido el resto del año. El último mes es tiempo para la reunión familiar, el regalo al amigo o la postal al pariente lejano. Y quien dice postal, puede entender correo electrónico o simple y cutre mención en facebook o whatsapp. Porque si bien es cierto que la tecnología ha eliminado las distancias para establecer las comunicaciones, también ha jerarquizado su intensidad y calidez: que nada tiene que ver un beso apasionado con una multimención en un frío tweet. Y esta convención anual a menudo suple en muchos casos la total ausencia de comunicación el resto del año
Las dificultades económicas que azotan a la mayoría de ciudadanos expuestos a la crisis, que somos casi todos a excepción de quienes carecen de pedestal protector o bula concedida por el sistema, no han endurecido los corazones. Al contrario, las campañas solidarias en tiempos adversos demuestran realmente la pasta de la que están hechos los ciudadanos.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies