En camiseta

01.09.2013 | 04:45
GONZALO SANTONJA
GONZALO SANTONJA

Parece un chiste del gran Gila o una estampa arranca a los espejos cóncavos del valleinclanesco callejón del gato: las camisetas amarillas que uniformarán a los independentistas catalanes en el paseíllo desafiante de la Diada han sido fabricadas en Marruecos, dando de lado al textil propio, sector que no andará sobrado de trabajo y hubiera recibido ese pedido como agua de mayo. Esos separatistas cada día se demuestran más perversamente castizos: un ministerio zapateril arrebató los uniformes de la Policía a los fabricantes de Béjar, sacrificados en beneficio de los esclavistas de China para mayor gloria de los comisionistas amigos, y no iban a ser menos en Cataluña, aferrados al modelo del compadreo. ¿Quién estará detrás de la operación?
Ahora mal, no hagamos bromas. El problemón está servido, y no cabe desconocerlo. El recurso a las concesiones no da más de sí, la estrategia de mirar para otro lado se muestra agotada, la técnica del avestruz ha muerto. Arturo Más, prisionero de sus fracasos, ha quemado la marcha atrás. Aquella táctica de Pujol de un paso adelante y dos atrás, aunque siempre encaminados hacia la caja de los caudales públicos, también habría llegado a término. Y Durán, el señuelo de quienes prefieren auto engañarse, sólo intenta ganar tiempo en su exclusivo beneficio. Todo indica el final del ciclo de los apaños, el acabose de los discursos para ir tirando. Como diría Borges, lúcido anarquista de derechas, seguir hablando (léase, enredando) desde esa óptica implicaría "incurrir en tautologías", repitiendo inutilidades. Entre remiendos y parches, las opciones antiespañolas han gozado de impunidad y han sabido aprovecharlo.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies