La tragedia

26.07.2013 | 04:45
SANTIAGO JUANES
SANTIAGO JUANES

Cuando la tragedia entra en escena, todo lo demás es relativo. Bárcenas y Griñán pasan a no importar nada; la Mariseca puede esperar, la alegría necesaria en la fiesta del pueblo, incomoda?La tragedia lo ocupa todo, como acaparan el escenario los grandes actores o el ambiente de una sala una canción redonda. Salvo contadas excepciones, la tragedia siempre es inoportuna e inesperada. Quién iba a decirles a los que se preparaban para festejar a Santiago, que el rojo festivo del calendario se tornaría negro y quién sabe ya por cuánto tiempo. Villar de los Álamos y San Muñoz, son ejemplos próximos a nosotros. Nadie llamó a la tragedia, se presentó sola y el destino o la fortuna volvieron a ser palabras con cierto sentido. Santiago, a la que tanto nos une, vive conmocionada y nos ha conmocionado a todos. A nosotros, si cabe, un poco más por compartir con ella el legendario carácter universitario, las conchas peregrinas, los Fonseca, los peregrinos, ser patrimonio de la humanidad, la toponimia jacobea que comentábamos ayer. En pocos lugares los salmantinos nos encontramos más cómodos que en las rúas de Santiago, y viceversa: nadie de allí se sentirá ajeno en nuestras calles. Pero al tiempo que la tragedia entra en escena y se expande como los gases, alguien proclama que la vida sigue, mientras muchos trenes siguen sin llegar a su destino.
Felicidades a los Joaquín y las Anas. Fueron los padres de la Virgen, de ahí que se haya proclamado esta jornada como Día del Abuelo. Ser abuelo cambia mucho, nos dicen quienes lo son y se lo notamos. Quizá porque muchos de ellos no pudieron en su día disfrutar de los hijos y se desquitan con los nietos. También, porque los nietos dan vida, "te dan la vida", nos dijo un conocido. Hoy, además, por la crisis, muchos abuelos soportan con sus ahorros y pensiones a los hijos víctimas de la falta de trabajo, diga lo que diga la EPA. Es más, resulta difícil entender la cierta estabilidad social en nuestro estado sin el cobijo de los abuelos.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies