La asignatura pendiente

20.07.2013 | 04:45
JUAN ANTONIO GARCÍA IGLESIAS
JUAN ANTONIO GARCÍA IGLESIAS

Nuestra asignatura pendiente, mejor dicho, una de las muchas que tenemos todavía pendientes, pero la más pendiente de todas, pendientísima, tanto como imposible, es la de la enseñanza y la educación, o como quieran llamarle, al ser dos retos imposibles de abordar porque no hay forma de que elaboren una ley, la aprueben y la apliquen capaz de enseñar y educar, ya que con las que hemos tenido y la que tenemos, ni lo uno ni lo otro. Es más, cuando alguien se ha empeñado en buscar remedio a estas carencias, se le han echado encima como panteras los partidarios de seguir como estamos impidiendo cualquier posibilidad de mejora, con lo que el mal se ha extendido y no tiene fácil cura.
El último de esos que se metieron en la peligrosa aventura de buscar remedio a esta lacra nuestra ha sido el ministro Wert, y lo ha hecho consciente de lo que le esperaba si insistía en la búsqueda. Ha insistido con su Ley, que piensa sacar adelante, y le están sacudiendo de manera inmisericorde por todas partes.
¿Qué otra cosa cabe esperarse [como reacción al intento de Wert] en un país de maleducados y malenseñados por imperativo legal que la que estamos viviendo? Porque los maleducados y malenseñados por la LOGSE no solo quieren seguir siéndolo, sino también que nadie mejor educados y mejor enseñados que ellos les hagan sombra y acaben poniéndolos en su sitio, muy lejos del que ahora ocupan estos esforzados defensores de la dignidad del cinco raspado, o sea, del encumbramiento de los mediocres, es decir, de su propio encumbramiento y justificar el lugar de privilegio que las circunstancias les reservaron tocándoles en suerte la suerte de todos los demás, hoy en sus manos, a su antojo y libre albedrío.
Vivan los mediocres, los grises, los inútiles, los vagos, los maleantes... , los trileros de la vida, a los que tan bien les va en ella. Arriba el pelotón de los torpes y abajo el resto de la clase.
Este es el espíritu que mueve a quienes prefieren que nada cambie, porque mejor así [no lo dude nadie] que a la inversa.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies