Servicios Sociales

17.07.2013 | 04:45
SANTIAGO JUANES
SANTIAGO JUANES

La designación de Blanca García Miguel para dirigir Servicios Sociales de la Junta en Salamanca nos ha traído de nuevo el recuerdo de su antecesor, Alberto Prado, a quien tanto admiramos. Su sucesora acredita una experiencia en la Administración que para sí quisieran muchos: larga, aprovechada y variada. Pero no solo, Blanca, es, además, muy buena gente y para el cargo que asume es imprescindible, aunque también va a necesitar de una coraza para salir adelante en estos tiempos que corren, en los que tantos precisan de tantas cosas por no decir de todo, mientras otros, ay, se lo llevan en crudo o envasado al vacío. Tendrá que decir que no a muchos, porque no hay. Y de aquí viene el enfado en las calles, de ver cómo quienes tenían de todo y todo a su alcance se lo han quitado a los demás con total descaro. Y el ambiente está que arde a poco que se le arrime una cerilla: y decíamos de calor. A la misma hora del desayuno, con la fresca, ya está el personal enfrascado en el cabreo. Claro que Blanca viene de la Cámara Agraria, donde Vicente de la Peña primero y Aurelio Pérez, después, han apretado los dientes hasta hacer saltar los empastes para gestionar la miseria. Y ha visto salir por la puerta a buenos compañeros, y entrar por la misma a profesionales pidiendo ayuda que se han ido de vacío por donde entraron, y así nos lo han contado. Tiempos duros, que algo suavizan acuerdos como el firmado con empresas sociales ayer por Alfonso Fernández Mañueco, dentro de los escasos márgenes que les deja el alguacil Montoro.
Hoy los alcaldes con un poco de alma lo están pasando mal. Alejo Riñones, que hoy celebra su santo –felicidades„mira con desesperación las cifras del paro en Béjar y abre bolsas de trabajo, que son pan para hoy y casi nada para mañana. Y se pelea con bancos y administraciones, y busca fórmulas para que el turismo o la confección de uniformes no pasen de largo, y escarba para necesidades sociales? Pero la situación no es fácil, y encima se les mira como parte de ese lado oscuro de la política que hoy brilla con luz propia. Mi alcaldesa a temporadas, Ana Carrón, también es de las que hace lo que puede y ahí están esas Noches de la Torre para los veraneantes a las que nos ha invitado y que comienzan hoy con canto y piano.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies