Las Edades del Hombre

10.07.2013 | 04:45
Las Edades del Hombre
Las Edades del Hombre

A tiro de piedra de Salamanca se puede visitar este año la exposición de Las Edades del Hombre. No llega a los cien kilómetros la distancia que separa la capital de la localidad abulense de Arévalo, que se reduce a poco más de cuarenta si se tienen en cuenta los límites provinciales. Yo creo que el corto viaje merece la pena. Además, hay tiempo, porque no tiene que ser ahora, con todo el calorazo, sino que se puede dejar para septiembre o para octubre, ya que estará abierta hasta el 3 de noviembre. Al contrario que otras Edades del Hombre, la edición de este año tiene tres sedes en otras tantas iglesias de la capital de la Moraña. Y ello hace que el recorrido sea muy cómodo y llevadero, sin sufrir ese atracón de arte y objetos que se produce, por lo menos a mí, cuando ya llevo vistas unas cincuenta piezas, sean cuadros, esculturas, reliquias, crucifijos, misales u otros objetos. Puede uno visitar la primera iglesia, andar un poco por las calles empedradas del casco viejo, que le transportan a las épocas anteriores a los Reyes Católicos y a la presencia en ellas de la que luego sería la reina Isabel, cuando correteo por esas calles de niña. Después, paradita para un refrigerio y vuelta a empezar, así hasta tres veces. Dependiendo del horario, la comida puede hacerse en medio de la visita, antes o después.
El producto estrella de la cocina en Arévalo es el "tostón" o cochinillo asado. Se puede argumentar que, de lo uno, el arte, y de lo otro, el cochinillo, Salamanca y su provincia andan más que sobradas.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies