Líderes de imitación

20.04.2013 | 11:59
JAVIER HERNÁNDEZ
JAVIER HERNÁNDEZ

Lo de que ´segundas partes nunca fueron buenas´ se ajusta especialmente bien cuando hablamos de líderes. El camino de sucesión de un líder suele tener dos vías: sustituirle por otro buen líder con su propia personalidad o plantarle una imitación en su lugar. Poner a un monigote en el poder es peligrosísimo porque posiblemente se trate de un eterno segundón y un acomplejado, capaz de lo peor con tal de aparentar que está a la altura del canalla de su maestro.
Estoy pensando en la sucesión de esos personajes de chándal como Fidel, Chávez o, incluso, Jesús Gil. Auténticos cafres que le dejan el sillón caliente a su imitación de bazar chino: Raúl, el hermanísimo; Maduro, el autobusero; y Julián Muñoz, el camarero. Nivelazo.
Con oír eso de "¡Cuidado España...!" no me hacen falta ni los cien días de rigor que se lo aplican a los nuevos gestores cuando llegan al cargo para vaticinar que Nicolás Maduro va a ser otro desastre.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies