VOTE ESTA NOTICIA

Uno de los nuestros

14.04.2013 | 04:45
ANTONIO CASILLAS MURIEL
ANTONIO CASILLAS MURIEL

Lo único malo de Claudio Rodríguez es que se fue muy pronto. Los poetas no se deberían morir nunca, deberían de estar siempre presentes para cantar a la vida. No quiso pasar de siglo y se murió en 1999, así era.
Claudio Rodríguez, poeta zamorano, dejó un legado impresionante, un conjunto poético de gran valor, con la misma sencillez que él lució por estas tierras castellanas.
Con Claudio Rodríguez te morías de risa escuchando sus cánticos: "echa vino montañés, que lo paga Luis de Vargas", mientras brindaba haciendo apología de su "Don de la ebriedad". Con Claudio Rodríguez te morías de pena viéndole en sus últimos años yéndose con elegancia, con esa elegancia que tienen los nacidos para ella, la misma que lucía para escribir, para fumar o para reír.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies