Lunes de Aguas

08.04.2013 | 04:45
SANTIAGO JUANES
SANTIAGO JUANES

Toca echarse al monte como cada Lunes de Aguas. Monte pasado por agua, por las lluvias de estas semanas pasadas, que complican eso de bailar en las aguas, como hacen los mozos de Alaraz en honor del Cristo del Monte, que ya es curioso que los de Vega de Tirados festejen en el monte al Cristo de las Aguas y los de Alaraz al Cristo del Monte en medio de las aguas del río Gamo. Pero son cosas de la tradición en las que no nos meteremos porque bastante complicado tenemos ya el panorama a la vista de las encuestas del domingo: nuestros políticos no remontan y el Rey se nos hunde, como la marca España en Eurovisión a medida que va transcurriendo la votación. El país, por el lado de las encuestas, hace aguas y se salvan científicos, profesores, médicos, o sea, los recortados hijos de Eva. Y abajo del todo, los de siempre, los que recortan, que ahora los pobres están pasando el trago de los escraches, que no les llega la camisa la cuerpo. Nada que ver con el Trago de La Alberca, con sus escancianos y su liturgia de vasos y jarras seculares, en una tradición que se remonta a 1475, nada menos.
Entonces, este Lunes de Aguas, guiados por la llamada de la tradición nos echamos al monte con nuestro hornazo o a las orillas de los ríos, que vienen como vienen, como suele ocurrir en primavera, pero este año se salen. La Aldehuela, en Salamanca; las playas, en Alba; Valcuevo, en Villamayor, o el Puente Mocho, en Ledesma se hacen parajes hornaceros en tan señalado día, marcado en la capital por la leyenda del retorno de las putas a su Casa de la Mancebía, allá en el Teso de la Feria, desde Tejares, donde se guardaban de ejercer los días de Cuaresma y de paso eran sometían a la presión de abandonar el oficio definitivamente mediante sermones de aparato y otros ejercicios espirituales, con los que buscaban su arrepentimiento. La leyenda de que remontaban las aguas tormesinas desde allá a la Casa de la Mancebía en barcas engalanadas de ramas (rameras) guiadas por estudiantes y el Padre Putas, es un mito, aunque cuando el río suena agua lleva y que alguna se preparaba para la ocasión es justo creerlo, pues la cabra siempre tira al monte, que en esto, los estudiantes, han cambiado poco de entonces a hoy.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies