La autoestima

05.04.2013 | 04:45
SANTIAGO JUANES
SANTIAGO JUANES

Algo tiene de nuestro Rafael Arias-Salgado: su padre fue gobernador civil de Salamanca y él fue ministro con UCD y con el PP, en este caso de Fomento, y algo nos tocó de su gestión: el 28 de julio de 1999 inauguraba los tres tramos de autovía que nos unían con Tordesillas. Ahora preside la Fundación Carrefour y ayer en Salamanca entregó en nombre de esta a varios bancos de alimentos „sin duda, bancos buenos„maquinaria para hacer más sencillo su trabajo en los almacenes, donde estos días no se para. En el acto dijo que estaba seguro de que saldríamos de la crisis antes de lo que muchos creen, expresó su confianza en España y afirmó que de peores hemos salido, si bien la situación actual es dura. Y lo dijo tal cual, basándose en su condición de estudioso de la economía española desde hacía mucho tiempo. Ni que decir tiene que ante afirmaciones así se eleva esa autoestima que en otro momento tuvimos y que ahora anda desaparecida, entre unas cosas y otras, y quizá sea bueno que nos lo mire un psicoanalista, por si acaso.
Ya dijimos que a Rajoy le chafó su mensaje de optimismo la imputación de la infanta Cristina de Borbón, que ha dejado muy tocada de nuevo nuestra marca España, y parece ciertamente que estamos marcados por la mala suerte, que nos ha mirado un tuerto, que se decía antes y que ahora nos callamos porque nos hemos hecho políticamente correctos. El caso de la Infanta promete ser la comidilla este fin de semana de las tertulias televisivas entre salto y salto a la piscina, con permiso, también, de nuestra baronesa Tita Cervera, o Carmen Thyssen-Bornemisza, según su grado de trato, a la que han pillado con dinero en paraísos fiscales según una investigación periodística de esas que el presidente madrileño, Ignacio González, quiere eliminar para que no se dañe el buen nombre de, suponemos, colegas suyos; lo que demuestra que hoy presidente de una Comunidad Autónoma puede ser cualquiera y con el mínimo grado de sensibilidad democrática. Ya no hablamos de cuándo debe dimitir un político a la vista de las opiniones de González, pero póngase en el nunca. Debiéramos aprender de los gestores del fondo de nuestras pensiones que han invertido todo él en deuda española desechando la alemana, holandesa o francesa.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies