Si nuestro Lázaro...

04.04.2013 | 04:45
SANTIAGO JUANES
SANTIAGO JUANES

Qué pensaría nuestro Lázaro al conocer que toda una infanta del Reino (y su marido) va a sentarse ante el juez para declarar como imputada en un caso de corrupción? Si no es lo que nos quedaba ya por ver, puede que sea de lo último, aunque a estas alturas todo puede ocurrir y hay que estar preparados para cualquier sorpresa. Hoy tenemos claro que la crisis está sacando nuestras vergüenzas a la luz, a la vista de todo el mundo, incluidos los de fuera. La entonces pareja perfecta, ella infanta de España y él deportista de éxito, también de buena familia, ambos guapos, con todo en su mano para ser la envidia social resultan ser ahora dos presuntos pícaros que se lo llevaban sin necesitarlo, a diferencia de nuestro Lázaro. Quizás algún día sepamos qué llevó a la envidiada pareja a esta situación, si fue avaricia, prepotencia, ignorancia, sensación de impunidad?de momento, hoy sabemos que él, Urdangarín, ya ha estado en el banquillo un par de veces y ella, Cristina de Borbón, infanta de España, lo estará pronto para pasmo de monárquicos, alegría de republicanos, sorpresa de todo el mundo y curiosidad de los propios que vivimos otro acontecimiento histórico, acorde a la coexistencia de dos Papas vivos. Justo el día en el que nuestro Rajoy de plasma llamaba a la calma porque el año que viene creceremos y crearemos empleo, "si continuamos con los esfuerzos", coletilla que todos sabemos a estas alturas interpretar, justo va la Infanta y es imputada: lo nunca visto. Qué pensarán los que crujían a Letizia, nieta de taxista e hija de enfermera, por intrusa de sangre roja en la Casa Real. Algo, el color de la sangre, que nunca se planteó en el caso de Urdangarín. Y qué pensará nuestro Jaime de Marichalar, en su sillón de orejas, enfundado en una bata Loewe de paramecios, marginado de la familia Real. Hay apuestas sobre si la imagen de cera de nuestra Infanta imputada será o no retirada, ahora. Nuestro Lázaro estaría pasmado, como aquel Rey de Gonzalo Torrente Ballester, encarnado magistralmente por Gabino Diego. Lázaro, que salta de un libro a otro. Hace poco Antonio García Jiménez presentaba su libro "En busca del Lazarillo", el que otorgaba la paternidad

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA.

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies