TOROS EN PEÑARANDA

Leal amarra la puerta grande y sale a hombros con Cartagena de La Florida

En torero galo cortó una oreja de cada toro y firmó en el sexto la faena más intensa del festejo | Ginés Cartagena desorejó al cuarto

26.08.2017 | 19:48
Leal amarra la puerta grande y sale a hombros con Cartagena de La Florida
Juan Leal cortó una oreja de cada astado en la corrida de toros de La Florida de Peñaranda. La primera la  obtuvo el torero galo tras un trasteo desordenado y con poco eco ante la informal, floja y descompuesta embestida de un toro de Pedrés, al que finiquitó de media estocada en lo alto y un golpe de descabello en la puerta de chiqueros. Con el sexto firmó una faena de mayor exposición y mérito, pese a que le tropezara en exceso, fue cortando las distancias para terminar encunado entre los pitones con solvencia, facilidad y gran dosis de valor. Se tiró a matar con rectitud, decisión y arrojo para amarrar el segundo trofeo que le abría la puerta grande.
 
Abrió la función un toro que salió distraído y sin celo, que se paró y quiso desentenderse sin irse pronto. Dos rejones de castigo, tras los que embistió a oleadas y arreones impetuosos cuando vio la presa fácil y a tiro. Faena laboriosa que tardó en encontrar eco en el tendido, antes de tres pinchazos y rejonazo certero. La máxima expresión de Andy Cartagena llegó en el cuarto, un gran toro de Pedrés, por codicioso, repetidor y bravo, con el que el benidormí desplegó todo su apasionado y vibrante repertorio que hizo las delicias del respetable que por fin despertó del letargo en el que se había sumido hasta el momento. Las piruetas, los adornos de cara a la galería, las banderillas al violín y el carrusel de cortas despertaron el frenesí de una faena vibrante premiada con el doble trofeo.  
 
López Chaves estuvo tesonero y dispuesto con el imponente, cuajado y lustroso segundo que, aunque blandeó al salir del peto, se vino arriba en la faena de muleta donde tuvo un comportamiento denso y farragoso, costoso para manejar tanto esqueleto que, por otro lado, desarrolló nobleza en faena larga en la que tuvo apuros a la hora de montar la espada. El esfuerzo quedó en nada. Con el incómodo quinto no pudo más que ponerse insistente y tenaz ante la nula condición de un astado que no humilló jamás, que esperó siempre con la gaita por las nubes y que no quiso pelea. De uno en uno se los robó el torero de Ledesma a base de oficio y ganas de agradar, dentro de una obra sin lucimiento ni conexión en la que las buenas intenciones del espada quedaron reducidas a la mínima potencia por la nula condición del astado de Los Labraos. 
 
LA FICHA.
PEÑARANDA. Menos de media entrada en tarde entoldada y ventosa.

TOROS DE MARTÍNEZ "PEDRÉS", el 1º para rejones, apagado y con fortaleza el que abrió función; noble el denso y poderoso 2º, pese a que blandeó en ocasiones; deslucido el manso y flojo 3º, bravo, codicioso y con movilidad el 4º; deslucido, reservó e incierto el 5 y bravo el 6º. ANDY CARTAGENA (ovación con saludos y dos orejas); LÓPEZ CHAVES (silencio tras aviso y ovación con saludos tras aviso); y JUAN LEAL (oreja tras aviso y oreja).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Pueblos de Salamanca
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies