SANTANDER

Dos orejas y puerta grande para Alejandro Marcos en Santander

El torero de La Fuente de San Esteban logra los dos apéndices del sexto de la función y sale a hombros junto a Manzanares

25.07.2017 | 19:12
Manzanarez y Alejandro Marcos a hombros en Santander.

Alejandro Marcos cerró su segunda actuación en Cuatro Caminos cortando las dos orejas del sexto de la tarde amarrando el triunfo y la puerta grande que compartió junto a Manzanares. Ante el sexto, a que saludo con un buen ramillete de verónicas y estuvo vistoso y arrogante en un buen quite por chicuelinas, comenzó la faena de muleta con un farol de rodillas en el tercio, al que siguió una tanda con la mano derecha relajada, pero a la que le faltó repetición pese al temple que le trató de imprimir.

No se aceleró el torero ni perdió la compostura que le dio tiempos y pausas para administrar la dulzura de un astado que saboreó la natural en la tercera tanda. Insistió por ahí sin rectificar en una serie en la que lo mejor llegó en los remates de pecho, ya con el toro demasiado afligido y a menos. Esa falta de empuje la trató de solventar a base de nuevas pausas y tiempos muertos antes de intentarlo de nuevo con la mano derecha por donde trató de alargar las embestidas. Un cambiado por la espada de pura improvisación y valor hilvanado al pase de las flores y unos adornos rodilla en tierra trataron de poner calor al trasteo cada vez más apagado por la feble condición de su oponente. Valeroso, solvente y poniendo todo de su parte Alejandro Marcos se impuso con autoridad y mando en su segunda faena como matador de toros que convenció y gustó a la parroquia a base de ganas y actitud. De un pinchazo y una estocada casi entera despenó a Boticario, el toro de Peña de Francia con el que culminó una actuación que fue premiada con las dos orejas.

Antes, Alejandro Marcos tomó la alternativa en Santander, vestido de celeste y oro, con el toro Esaborío, número 77, nacido en febrero de 2013 y de 503 kilos de peso con el hierro de Olga Jiménez Fernández a las 18:48 horas de manos de Manzanares y en presencia de Alejandro Talavante. Brindó la faena del doctorado a sus padres que se encontraban en una delantera de un tendido de sombra del coso de Cuatro Caminos.

Alejandro Marcos comenzó su primera faena como matador de toros por abajo ante un toro rebrincado y reponedor, con movimiento incierto en sus primeros compases. Emocionante y con intensidad en la primera serie, con un torero dispuesto, valiente y lanzado. Ofreció la media distancia, exigió y bajo la mano en la segunda tanda que salió más trompicada pero con emoción de cara los tendidos. Bajó la intensidad de las embestidas y de la faena en la tercera tanda, antes de cambiarse la muleta de mano e intentarlo al natural, con el toro más apagado y con más corto recorrido que solventó el torero con temple y firmeza.

Todos los defectos del toro se incrementaron en una nueva tanda con la mano izquierda en la que, como siempre, puntuó más el torero que el toro. Esaborío se fue afogonando y dejando cada vez más evidentes sus complicaciones y aristas, mientras el torero pareció navegar cada vez con mayor solvencia dejando una grata imagen. Al final fue silenciado tras atascarse con la tizona; un pinchazo, una estocada tendida y otra defectuosa dejaron por el camino el trofeo que tenía en el bolsillo.

LA FICHA. En el tercer festejo de la feria de Santiago en Santander, se lidiaron toros de García Jiménez, para José María Manzanres, palmas tras aviso y dos orejas; Alejandro Talavante,  oreja con petición de la segunda y ovación tras aviso; y Alejandro Marcos (que tomaba la alternativa), silencio tras aviso y dos orejas. 6.500 espectadores en los tendidos 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Pueblos de Salamanca
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies