Puigdemont declara la independencia y después la suspende para iniciar un "diálogo"

"Asumo el mandato de que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república", ha anunciado el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pero luego ha condicionado la aplicación de esa declaración a una posible negociación con el Gobierno

10.10.2017 | 18:05
Puigdemont es aplaudido por su Gobierno.

"Con los resultados del referéndum, Cataluña se ha ganado ser un Estado independiente. Los urnas dicen sí a la independencia. Asumo el mandato del pueblo para que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de República". Así ha explicado Puigdemont el resultado del referéndum tras más de 20 minutos de discurso en el Parlament. Aunque tras ganarse los aplausos de parte de los diputados del hemiciclo, acto seguido ha decidido "suspender la declaración de independencia para emprender un diálogo", ha añadido, buscando la mediación internacional, al mismo tiempo que pide una 'tregua' al Gobierno español y a la Unión Europea.

Lo ha dicho durante el pleno del Parlament que aborda las consecuencias del referéndum del 1-O, y que ha empezado más de una hora después: se ha retrasado porque el propio Puigdemont lo había pedido, y también porque PP y Cs habían solicitado suspender el pleno.

A las 19:13 horas, Puigdemont ha tomado la palabra en el Parlament. "Vivimos un momento histórico cuyas consecuencias van más allá de nuestro país", ha iniciado su testimonio. "Cataluña es un asunto europeo. De mi comparecencia no esperen amenazas, ni insultos. Todos debemos asumir nuestra parte de responsabilidad que nos corresponde para no contribuir a incrementar la violencia, al contrario. Me dirijo al conjunto de la población, a los que se han movilizado y a los que no. Todos, con nuestras discrepancias y diferencias, formamos un mismo pueblo y lo tenemos que continuar haciendo juntos, pase lo que pase. Nunca nos pondremos de acuerdo en todo, pero la manera de avanzar no puede ser otra que con democracia y paz", ha dicho Puigdemont.

"Pero señoras y señores diputados, lo que expondré hoy no es una decisión personal, sino el resultado del 1-O y de la voluntad del Gobierno por celebrar el referéndum de autodeterminación", ha añadido. "Hoy toca hablar de los resultados del 1-O. Cataluña celebró el referéndum de autodeterminación. Es la primera vez que en democracias europeas se celebra en medio de cargas policiales, la Policía y la Guardia Civil atacó a personas indefensas. Lo vio todo el mundo", prosiguió el presidente de la Generalitad, quien ha explicado que 2,2 millones votaron.

Posteriormente, Puigdemont ha afirmado que la fuga de empresas de Cataluña "no tiene efectos reales sobre nuestra economía", al tiempo que ha dicho que "todas las personas que tienen miedo, que no lo tengan, porque el Gobierno no se desviará de su compromiso con la democracia, la tolerancia y capacidad negociadora".

A continuación, el presidente de la Generalitat ha iniciado un recorrido por la historia de la Democracia española, destacando la aportación de Cataluña a la democracia y la Constitución, así como a la economía, pero Cataluña ha recibido "solo humillaciones". "El sistema político español no solo no ha movido un dedo para reparar lo que se había roto, sino que ha continuado con una actitud agresiva, sobre todo los últimos siete años", prosiguió Puigdemont.

"Todo esto ha tenido un impacto profundo en Cataluña hasta el punto de que millones de ciudadanos hayan llegado a la conclusión de que Cataluña se convierta en un estado", ha añadido. "Ha habido un movimiento para que haya un referéndum y con el objetivo de hacerlo posible, las instituciones han emprendido numerosas iniciativas ante el Gobierno y las instituciones españoles. Hasta 18 veces se ha pedido un referéndum con una fecha y pregunta acordada, en que las dos partes pudieran hacer campaña y con compromiso a aceptar los resultados. Si esto se ha podido hacer en una de las democracias más antiguas, como es el Reino Unido, por qué no en España. Pero siempre ha habido una negativa, combinada con una persecución", continúa Parlament.

"El pueblo de Cataluña reclama libertad para poder decidir, pero no encontramos interlocutores. La única esperanza era que la monarquía realizara una labor de intermediación, pero nos ha quedado claro que no es así", ha añadido.

Posteriormente Puigdemont ha iniciado su comparecencia en castellano, diciendo a los españoles que "no somos unos golpistas, unos locos, unos abducidos. Somos gente normal que pide poder votar. No tenemos nada contra España ni contra los españoles, al contrario. Pero la situación no funciona y se ha convertido en insostenible. Hay democracia más allá de la Constitución".

La comparecencia del presidente de la Generalitat, que debía empezar a las 18:00h, se había retrasado una hora a petición de Puigdemont, que lo ha solicitado tras finalizar la reunión de fuerzas soberanistas en los despachos de Junts pel Sí. En este encuentro se ha abordado el contenido de la declaración de independencia, cuyas últimas versiones habían generado controversia interna. Según algunas fuentes, la CUP no estaba de acuerdo con el contenido de la declaración de independencia que pretende realizar el jefe del ejecutivo catalán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Pueblos de Salamanca
Lo último Lo más leído Lo más votado
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies