La Ley de Dependencia se encuentra en un "momento crucial" para el sector tras una década en vigor

La normativa no se ha desarrollado como se esperaba por los desajustes en las comunidades autónomas y los problemas de previsión y financiación

02.04.2017 | 18:30
Un mayor dependiente junto al cuidador.

La Ley para la Autonomía Personal y la Atención a las Personas en Situación de Dependencia, que ha cumplido recientemente una década, se encuentra en la actualidad en un momento "crucial" para lograr el objetivo para el que fue creada: Pasar de la beneficencia a un sistema público de protección social.

Sin embargo, pese a que la ley ha supuesto en España uno de los mayores avances sociales de los tres últimos lustros y fue configurada con la idea de constituir el cuarto pilar del Estado de Bienestar, la normativa no se ha desarrollado como se esperaba por los desajustes de implantación en las comunidades autónomas y por los problemas de previsión y de financiación, que no acaban de resolverse.

Cabe señalar que la crisis coincidió con el momento en que la ley comenzaba a andar y las posteriores restricciones presupuestarias para que el Gobierno cumpliera con los objetivos de déficit de Bruselas golpearon al sistema de dependencia, dejándolo en un equilibrio inestable.

Los últimos datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad reflejan que en España, a 31 de febrero de 2017, había 1.211.689 personas dependientes con derecho a una prestación, de las que 870.388 son beneficiarias (el 67% mujeres) y el resto, 341.301, están pendientes de ser atendidas. La mayoría de los dependientes son mujeres (67%) y algo más de la mitad (54%) son mayores de 80 años.

EL LIMBO DE LA DEPENDENCIA

En este momento, el 28% de las personas dependientes no recibe ninguna prestación o servicio, pese a tener derecho. Y es precisamente este 'limbo de la dependencia' el que la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales asegura que se podría eliminar si el Estado, a través de los PGE, reinvierte los 450 millones de euros "recortados".

En movimiento social de la discapacidad, que fue actor cívico en primera persona de la gestión de la Ley de Dependencia, hay "decepción, frustración y casi sentimiento de estafa", según ha indicado a Europa Press el presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Luis Cayo Pérez-Bueno, que advierte de que este colectivo no ha podido disfrutar aún de aquello que se les había prometido.

"¿Estamos preparados políticamente, hay la lealtad suficiente entre las administraciones, han primado los intereses superiores de la ciudadanía frente al ventajismo político para que este desarrollo se produzca sin tensiones?", se pregunta Pérez-Bueno, para quien ha faltado madurez suficiente para ello, no se ha superado la prueba y en parte he ahí los motivos de su "fracaso relativo".

Pese a considerar que la Ley de Dependencia ha supuesto una expectativa social "en buena parte fallida", el presidente del CERMI mantiene la esperanza: "Tiene aún virtualidad, es recuperable y cabe reactivarla como lo que debió ser y no ha alcanzado aún, una nueva arquitectura de protección en un país sin apenas construcción social sólida".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Pueblos de Salamanca
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies