POLÍTICA

Patxi López dice que ningún candidato es un "traidor" y avisa: "Si nos seguimos gritando, no nos van a escuchar"

Quiere unir al PSOE pero avisa de que no puede hacerse con "apaños" ni buscando el "pensamiento único"

28.01.2017 | 11:42
Patxi López en el centro de arte Tomás y Valiente de Fuenlabrada.

El diputado vasco y aspirante a la Secretaría General del PSOE Patxi López ha defendido este viernes que se presenta a estas primarias para "unir al partido" y ha hecho un llamamiento a la tranquilidad en esta carrera, defendiendo que ningún candidato será un "traidor". "Si nos seguimos gritando, nadie nos va a escuchar", ha dicho.

Así lo ha señalado el exlehendakari vasco ante unas 300 personas reunidas en el centro de arte Tomás y Valiente de Fuenlabrada, donde ha estado arropado por una gran representación orgánica del PSOE de Madrid, con el presidente de esta federación y alcalde de esta localidad, Manuel Robles, y la secretaria general, Sara Hernández.

También han estado muchos de los alcaldes socialistas, que, como la dirección del PSOE-M, apoyaron al ex secretario general Pedro Sánchez y que, ahora, apuestan por la candidatura de Patxi López.

INSISTE EN QUE IRÁ "HASTA EL FINAL"
López se ha dirigido a toda la militancia socialista para asegurar que en esta carrera va a ir "hasta el final" porque quiere "unir al partido y recuperar al proyecto socialista". Y, para eso, ha lanzado un mensaje a todos: "Si nos seguimos gritando entre nosotros, nadie nos va a escuchar", ha dicho.

El también expresidente del Congreso se ha mostrado seguro de que habrá más candidatos en estas primarias y ha defendido que hay que respetar a todo el que quiera defender una propuesta y ser "el secretario general o la secretaria general". Y ha defendido que "ninguno de ellos será traidor de nada" ni "enemigo" suyo. "Todos seremos socialistas defendiendo aquello en lo que creemos para mejorar nuestro partido", ha dicho.

López ha lamentado que los socialistas han "dedicado demasiado tiempo" a los asuntos internos y sus bases "lo han pasado francamente mal". "Sé que hemos dado espectáculos poco edificantes", ha admitido, lamentando que los dirigentes, entre los que se ha incluido, han dedicado mucho tiempo a sus problemas en lugar de ocuparse de lo de la gente.

DEBATIR, ELEGIR E INTEGRAR
Por eso, ha defendido que hay que "cerrar" este "capítulo" y "abrir un nuevo tiempo para unir al PSOE", pero, ha dicho, esto no se puede hacer "con apaños ni con parches". "Las cosas hay que hacerlas bien, es la hora de los militantes, es la hora de primero debatir, después elegir y, al final, integrar", ha remachado.

Así, y después de que los militantes recibieran con aplausos su compromiso de llegar "hasta el final", ha garantizado que va a defender el derecho de la militancia a decidir cómo quieren su proyecto futuro.

Con él, ha insistido, no habrá "apaños", sino un debate de ideas y de propuestas que acabarán con el voto en urna de los afiliados y, después, en el espacio "de la suma, de la integración".

Pero, en este punto, ha avisado también de que no entiende "la unidad del partido como uniformidad", porque no quiere que el PSOE sea "un partido de pensamiento único, donde uno piensa y los demás obedecen", o en el que tenga una "idea diferente" sea considerado "disidente al que apartar".

López ha defendido que el PSOE se enriquece con diferentes ideas y hay que sumarlas en "un proyecto compartido". Y ha subrayado que el debate para el 39 Congreso no será "pequeño". "Algunos quieren reducirlo a un debate entre 'susanistas', 'sanchistas' y 'patxistas' y esto no puede ser", ha defendido.

Por su parte, ha explicado que defenderá un proyecto de "izquierda exigente y transformadora", que es "radical porque va a la raíz de los problemas, que no se resigna" y que defiende que las cosas se pueden hacer de otra manera.

Porque, ha defendido, el debate es si los socialistas "acompañan a la derecha y ponen parches" a sus políticas o "de verdad proponen un proyecto radicalmente diferente al de la derecha". "Yo apuesto por lo segundo", ha defendido, en lo que se entiende como un desmarque ante la posición de la Gestora que está al frente del partido.

A su juicio, se trata de que el PSOE "ocupe el espacio que le corresponde en la izquierda de este país" y, para ello, debe presentarse ante los ciudadanos con "un planteamiento claro y capaz de enfrentarse a la derecha".

Después, durante la charla que ha mantenido con los militantes que han querido tomar la palabra tras su intervención inicial, López ha admitido también que no está muy conforme con algunas de los planteamientos que se han hecho desde la dirección en los últimos días. "Hay cosas que no me han gustado nada", ha admitido, en referencia a algunas afirmaciones de uno de los responsables del debate para la ponencia del 39 Congreso, el economista José Carlos Díez.

LA SECRETARÍA GENERAL DEL PSOE REQUIERE "DEDICACIÓN PLENA"
Además, y a preguntas de otro de los asistentes al acto, ha defendido que la Secretaría General del PSOE requiere "dedicación plena, 25 horas al día". Así ha respondido cuando se le ha planteado si cree que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, podría compatibilizar el liderazgo del partido con el Gobierno andaluz.

López ha estado más de cuarenta minutos charlando con los socialistas que se han acercado al centro cultural en Fuenlabrada, donde se han superado las previsiones iniciales de aforo. En un primer lugar, se preparó un recinto con 150 sillas pero, cuando comenzó a llegar gente, se trasladó a otra sola y se colocaron otras 50 sillas. Finalmente más de un centenar de personas lo han seguido en pie.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Pueblos de Salamanca
Lo último Lo más leído Lo más votado
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies