FIEBRE EN LAS GRADAS

Del Bosque metido en charcos

18.04.2013 | 18:33
Del Bosque saluda a Casillas. | Diego G. Souto
Del Bosque saluda a Casillas. | Diego G. Souto

No suele el bueno de Vicente Del Bosque realizar declaraciones comprometidas. Es cierto. Como también que toda regla tiene sus excepciones y estas excepciones, siempre apuntan en la misma dirección: cuando esas declaraciones van dirigidas a menospreciar de algún modo al técnico del Real Madrid, Jose Mourinho, con el que mantiene una soterrada guerra de lanzamiento de dardos envenenados que con menor o mayor sutilidad, se vienen lanzando desde hace tiempo, ante el regocijo de los animadores de polémicas.

El último de los dardos lanzado por Vicente Del Bosque ha sido este capote inesperado a Casillas, para el que viene a pedir nada menos que la titularidad, pero no atendiendo a su actual forma física como sería lo razonable, sino simplemente por ser un mito y como una contraprestación a los servicios prestados a lo largo de su carrera. Una tremenda metedura de pata de Don Vicente, que llevada a sus últimas consecuencias, le llevaría también por los mismos motivos a pedir la titularidad en el Real Madrid actual para mitos con tanto derecho o más que Casillas. Si se trata de alinear mitos pongamos sobre el césped también a Di Stefano acompañado de su bastón, a Santillana, a Butragueño o a Raúl, para el que tanta gente le solicitó al mismo Del Bosque hace tres o cuatro temporadas la titularidad sin que nuestro paisano atendiese reclamo alguno. Y si se trata de pagar servicios prestados en la época de mayor apogeo de la selección, Mourinho podría decir también que Del Bosque es muy injusto olvidándose en sus últimas convocatorias de Fernando Torres, el futbolista que inició la racha de triunfos de nuestra selección con aquel glorioso gol marcado en la final de la penúltima eurocopa.

El asunto tiene su ironía porque precisamente Del Bosque siendo entrenador del Real Madrid, también apartó en su día del equipo a Iker Casillas, cuando ya Casillas era internacional y había demostrado sobradamente ser uno de los mejores porteros del mundo y estar en plena forma. Pero a Vicente Del Bosque (y a algunos otros jugadores del vestuario del Real Madrid de entonces como Hierro o Raúl) le gustaba más César, un portero entonces en plena decadencia. Sólo una lesión de César y no la voluntad de su entrenador, colocó a Casillas entonces en la portería y gracias a sus privilegiadas intervenciones, el Madrid entonces pudo ser campeón de Europa. Recordémoslo para los desmemoriados.

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies