FIEBRE EN LAS GRADAS

Todo el mundo habla de los árbitros

11.04.2013 | 10:03
Gol que eliminó al Málaga, en fuera de juego. | Reuters
Gol que eliminó al Málaga, en fuera de juego. | Reuters

Queda comprobado. Todo el mundo habla de los árbitros, especialmente si acabas de perder o empatar un partido que deberías haber ganado o que te deja fuera de una eliminatoria, circunstancia que desencadena la húmeda de los lenguaraces contendientes con mucha más facilidad que el acierto o el desacierto, la justicia o la injusticia, del propio arbitraje.

Pero repito: Todo el mundo larga de los árbitros. Así ha sido desde siempre y así seguirá siendo mientras exista fútbol y no se nos ocurra la mala idea de sustituir a los colegiados de carne y hueso por infalibles y modernísimos robots, aunque algunos nos traten de convencer de que esta moda de largar de los colegiados comenzó con la llegada de Mourinho a España.

La única diferencia a la hora de ponerse a enturbiar la honorabilidad de un determinado colegiado es que la práctica totalidad de los equipos lo hacen sencillamente sin disimulo y hay un equipo que se considera tan excepcional portador de los valores deportivos que sus jugadores, entrenadores y directivos, sólo comienzan a disparar sobre ellos después de soltar la hipócrita frase siguiente: “Nosotros nunca hablamos de los árbitros pero…”.

Pero también, como vimos en el partido del Málaga, hablan mal de los árbitros los tipos más elegantes y educados de la profesión.

Efectivamente, por ejemplo, Manuel Pelegrini, el estupendo entrenador del Málaga. Lo hace evidentemente porque eliminaron a su equipo, una plantilla con la que es difícil no empatizar y que este año además de hacer historia en el campeonato de clubs más importante del mundo, nos ha ofrecido muchísimos instantes de extraordinario fútbol. El último gol del Dormund, el que dejo fuera al equipo andaluz, no debió haber subido al marcador. Estuvo precedido de un clarísimo fuera de juego que el árbitro no pitó.

Evidentemente queda fuera de lugar advertir que el segundo gol del Málaga también se consiguió en fuera de juego. El hecho sólo conviene mencionarlo en la prensa deportiva germana.

Lo dicho: todo el mundo habla de los árbitros. Impepinable ley. No hay remedio. Por tanto se ruega paciencia para las mamás de los árbitros.

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies