A PIE DE CALLE

Los desafíos del Alcalde

15.10.2015 | 17:48
Los desafíos del Alcalde

El señor Fernández Mañueco, Alcalde de Salamanca, nos sorprendía hace unos días con un tono airado y desafiante, fruto de la falta de cintura política que cabría esperar de un representante público con dilatada experiencia.

Días después del último Pleno municipal del pasado viernes, el Alcalde de la ciudad ha entrado en una dinámica con claros tintes electorales que cuadra difícilmente con la actitud de respeto y calma institucional que se le presupone al primer edil. Llama poderosamente la atención que haya salido públicamente, en tono desafiante, tras un Pleno en el que, de los 39 asuntos del Orden del Día en los que se produjeron votaciones, únicamente en uno de ellos el Partido Popular no logró que su postura fuera la refrendada por la mayoría representada en el Ayuntamiento. Con lo cual, del "rodillo" que el PP aplicaba con su mayoría absoluta no hace tanto en nuestra ciudad, más bien poco o nada por parte de la nueva mayoría distinta al PP.

Cuanto menos, es precipitado que el primer edil se dirija, en un tono desafiante, al resto de grupos políticos representados en el Consistorio, que aglutinamos a la mayoría de ciudadanos que expresaron su voluntad el pasado mes de Mayo en las elecciones municipales. Como consecuencia de estas elecciones, cabe recordar, el Pleno del Ayuntamiento de la ciudad quedó conformado, sobre un total de 27 concejales, de la siguiente manera: el Partido Popular, con 12 concejales; el PSOE, con 7 concejales; y Ciudadanos y Ganemos, con 4 concejales cada uno.
El Gobierno municipal, formado por los concejales del Partido Popular, desarrolla su labor en minoría, una situación muy distinta a la que estaban acostumbrados tras dos décadas con gobiernos de mayorías absolutas. En el Ayuntamiento de Salamanca, por primera vez en 20 años, es necesario llegar a acuerdos con al menos una fuerza política más para sacar adelante los asuntos municipales. Ello implica negociar y que los grupos políticos sin responsabilidad de Gobierno, saquemos adelante nuestras iniciativas siempre pensando en beneficio de la ciudad y la ciudadanía salmantina.

El primer edil de la ciudad, señor Fernández Mañueco, equivocó su papel institucional como alcalde con el de Secretario Regional del Partido Popular en Castilla y León que también ocupa, iniciando una dinámica poco cordial con el resto de grupos políticos y con un claro objetivo tras su tono y sus palabras: las Elecciones Generales del próximo mes de diciembre. Algo que no debería preocupar al alcalde de la ciudad, o al menos debería hacerlo en menor medida que los problemas y desafíos que tiene por delante, como son: el paro, la despoblación, la falta de oportunidades, la desigualdad, la pobreza, los desahucios? que sufrimos en Salamanca.

Por último, en sus declaraciones públicas, el señor Mañueco manifestó: "el Alcalde soy yo", e invitó a proponer una moción de censura a quienes denominó de forma incorrecta "tripartito". Esta opción, que en estos momentos no está encima de la mesa, no se puede descartar si la situación política llega a un punto de inestabilidad tal cuya solución pasa precisamente por plantear esta opción, tan democrática como cualquier otra que prevea la legislación vigente. De todos modos, cualquier día y vista la actitud demostrada, la frase del primer edil acabará por ser "el Ayuntamiento soy yo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies