A PIE DE CALLE

Peor imposible

Han pasado dos años desde que el actual Gobierno tomó posesión, la mitad de la legislatura, aunque para muchos a estas alturas ya parezca una eternidad.

11.12.2013 | 21:26
Sáez de Santamaría y Mariano Rajoy. |EP

Desde finales de 2011, no ha habido sector de la población que no se haya visto perjudicado por alguna de las medidas tomadas por el Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy, que ha demostrado ser un incapaz político.

La confianza de los españoles en las instituciones públicas está por los suelos, y en eso algo tendrá que ver un partido de Gobierno -el PP- afectado por dos casos de presunta corrupción, como son: Gürtel y Bárcenas. Ante estos dos casos, el incapaz Rajoy optó por quedarse callado y esperar a que escampara; la peor opción, sin ninguna duda. Un presidente medianamente competente debería haber explicado sin vacilaciones qué ha pasado en el PP durante tantos años, y por qué un hombre poco honorable como Bárcenas gozó de la plena confianza de la cúpula del partido conservador. Eso sí, puede que no lo haya explicado porque no pueda hacerlo, porque era plenamente conocedor de los tejemanejes de Bárcenas y porque también se benefició de las prácticas del ex tesorero del PP.

Los datos del paro son dramáticos: cada vez hay menos gente trabajando y más españoles fuera de España. Ante esto, el Gobierno saca pecho orgulloso de una reforma laboral dañina con los derechos de los trabajadores y se permite el exceso de hablar de "movilidad exterior" en vez de éxodo por falta de oportunidades en nuestro país. Los datos de afiliación a la Seguridad Social, no son mejores, lo que pone en cuestión la estabilidad del sistema de pensiones; pero la reforma que plantea el Gobierno para empobrecer aún más a los pensionistas no es, ni de lejos, la solución óptima. Además, el Gobierno del PP ha sido el primero de la Democracia en "tirar" del fondo de reserva de la Seguridad Social, dejándolo con 15.000 millones de euros menos que cuando tomó posesión hace dos años.

Pocos ciudadanos están hoy mejor que hace dos años, aunque quizás los que se acogieron a la amnistía fiscal del Gobierno sean de esos pocos que están ahora mejor que en 2011. Este aspecto, el fraude fiscal, no ha sido nunca una prioridad para el PP, y dudo mucho que lo sea ahora. Es más, y como prueba: recientemente ha puesto "patas arriba" la antes respetada Agencia Tributaria para expulsar de los puestos directivos a excelentes profesionales cuyo único fallo para el Gobierno era no tener el carné del Partido Popular.

Menos mal que "sólo" quedan dos años, pensarán muchos. Pero si en dos años han sido capaces de hacer más daño que ningún otro Gobierno en tan poco tiempo, cabe esperar que en lo que resta de legislatura pueden hacer todavía más daño; y más si, como se rumorea, van a acentuar el "lado conservador" del PP, sí, más conservador que hasta ahora -y ya es decir-. Una vuelta de tuerca ideológica más que nos tocará sufrir.

Entretanto, mientras unos piensan en destruir, otros pensamos en construir una alternativa que respete los derechos de los ciudadanos y mantenga el bienestar de todos. Y sin bajar la guardia frente a los excesos de quien ahora gobierna, la alternativa es en lo que día a día trabajamos muchos para conseguir un país mejor dentro de dos años porque es posible conseguirlo con otra forma de hacer política, aunque también nos parezca que para eso queda una eternidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies