SEGUNDA B

El Guijuelo y el Rápido de Bouzas firman tablas (0-0)

Los de Jordi Fabregat merecieron más y pusieron más ganas, pero le falló la puntería

07.02.2018 | 22:49
El Guijuelo y el Rápido de Bouzas firman tablas (0-0)

El partido de este miércoles en el Municipal apuntaba a 0-0 desde el principio y los pronósticos se cumplieron. No estaba la tarde para la práctica del fútbol y el Rápido de Bouzas pronto se dio cuenta que un punto en la localidad chacinera era bueno, mientras que los de Jordi Fabregat merecieron más y pusieron más ganas en el asador. Un punto nunca viene mal y más todavía de un partido aplazado que incluso se había acostumbrado el Guijuelo en la tabla a no contar con él, pero es que se empató contra un equipo de playoff que es cierto que no ofreció mucho en el Municipal pero que no deja de ser uno de los gallitos, por sorpresa, del grupo I de Segunda División B.

El partido comenzó con tres ceros en el ambiente. El 0-0 del marcador y el que marcaba el termómetro en el Municipal. Con el detalle de que la sensación térmica ya sí que tenía el negativo antes del número. Un centenar de valientes o locos de la cabeza por el fútbol se dieron cita en lo que parecía una final a aficionado al fútbol del año. Mucho mérito acompañar al Guijuelo en la grada en la tarda-noche de este miércoles.

El frío se quita con ocasiones, pensarían los jugadores del Guijuelo, que tras 10 minutos de tanteo para saber dónde hacia más calor, comenzaron a centrar sus miras en la portería gallega. En el 12 Nacho Pérez quería abrir la lata desde fuera pero sin suerte. El Guijuelo buscaba entrar en calor tocando el balón con transiciones rápidas, de esas que no aburren y que son útiles. En el 19 Gavilán se cuela en el área pequeña y está cerca de hacer el primero pero un hombro o brazo detiene el balón y va a córner. ¿Pena máxima? Tal vez, pero el que no estaba nada seguro era el colegiado que indicó saque de esquina. En la jugada del saque desde el lateral Borja tuvo con un disparo también muchas opciones de hacer el primero pero se fue fuera. Carmona comenzaba a volar por la banda derecha y por el centro. Se multiplicaba y en el 29 estuvo cerca de romper el hielo gallego desde fuera del área. Tiene narices que el más activo fuera un tipo de Jerez de la Frontera que no se había imaginado en su vida que se podía jugar un partido con tanto frío. El balón acabó en el pecho y los guantes de Brais, el meta visitante. A medida que los minutos avanzaban el frío de forma silenciosa se hacía más protagonista todavía en el ambiente.

Al descanso, el Guijuelo merecía más pero el fútbol lo escriben los que marcan goles y los que crean ocasiones nunca aparecen en los historiales de este deporte. El Guijuelo, con Carmona y Gavilán muy activos, estaba creando mucho peligro pero por experiencia esta temporada Fabregat sabía que había que marcar para celebrar una victoria en el Municipal.

La segunda mitad, ya solo quedaban 45 rezaba el personal en la grada, comenzó con el Guijuelo pensando solo en el área rival. Y prueba de ello es que desde principio acorraló al Rápido de Bouzas que esperaba a que amainara para salir a la contra. En el primer minuto Nacho Pérez mandó un balón en el área a las nubes pero metió el miedo en el cuerpo a los gallegos que ya sí que activaron el plan de serios atrás que un punto viendo el panorama meteorológico nos viene muy bien.

Los minutos pasaban y el Guijuelo lo seguía intentando aunque la claridad en las ocasiones iba desapareciendo. Lo mejor era la buena adaptación al once inicial de Nacho Pérez y de Gavilán que ponían la directa cuando recibían e imprimían ritmo al juego de los de Jordi Fabregat.

Los últimos 15 minutos estuvieron marcados por un Guijuelo que tocaba rápido en la medular buscando el área rival pero cuando llegaba a la zona caliente, por decir algo, se perdía en un mar de imprecisiones y de pases estériles. Faltaba esa marcha más en los metros decisivos. Mientras tanto el Rápido de Bouzas buscaba en jugadas aisladas sorprender a los de Fabregat en alguna contra pero los chacineros estuvieron serios atrás. Acabó, como no podía ser de otro modo por lo poco que ofreció, el Rápido de Bouzas pidiendo la hora y dando por bueno el empate mientras que el Guijuelo sacaba de fuerzas de flaqueza para buscar un gol que hiciera justicia. Nada. Pitido final y los aficionados abandonaban el Municipal a la velocidad de la luz esperando esa ansiada llegada al coche con la calefacción a reventar.

Para el Guijuelo ya solo queda pensar en sacar algo positivo de su visita al Racing de Ferrol el fin de semana para seguir poniendo granito a granito distancia con la zona del descenso. Las lecturas son varias, o un punto menos para la permanencia o dos puntos que volaron del Municipal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Pueblos de Salamanca


La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies