SEGUNDA B

El Guijuelo coge aire y ánimo tras imponerse al Somozas (2-0)

Los autores de los tantos chacineros fueron Raúl Ruiz y Pino

12.03.2017 | 21:25
Piña de los jugadores chacineros tras el gol de Pino.

La necesidad de puntos es algo que puede convertirse en una presión insostenible o en un revulsivo que espolea al personal. Esta segunda vía es la que escogió el Guijuelo para ganar 2-0 al Somozas, colista, y más que tomar oxígeno decirse a la cara que sí puede ser equipo de Segunda División B el año que viene. Jugando como y teniendo en cuenta que se va a enfrentar en la recta final a los equipos de la zona baja, la salvación no es ninguna utopía.

La salida chacinera más que en tromba parecía bañada en bebida energética. Los de Jordi Fabregat (que lo vio desde la grada por sanción) parecían poseídos, también sabían que la Tercera se fumaba un cigarro apoyada en la guadaña por si hubiera pinchazo local. No fue así. Cuando corres más, tienes más ganas, más actitud y cada balón dividido te lo tomas como la Segunda Guerra Mundial es lógico que ganes.
El Somozas resistía como podía el empuje de Guijuelo. La primera la tuvo Gordillo en un mano a mano en el minuto 8 que sacó el portero del Somozas Molina, que sabía ya en el autobús que iba a tocar mucho el balón. En el minuto 22, los mismos protagonistas, Gordillo según le viene del cielo convierte una paloma en un misil que explota en las piernas de Molina.


Lo que no pudo parar el meta gallego fue una incursión a modo de eslalon de Raúl Ruiz en la banda derecha que acabó saboreando la red. Respiro. Alivio. El oxígeno ya se hacía notar en el estado de ánimo local y la sensación de angustia en el pecho era menor. Tras el gol no hubo respuesta del Somozas que hizo algún amago de estirarse pero fue casi imperceptible para el ojo humano.

Antes del descanso, los de Fabregat tuvieron una doble ocasión para ajusticiar a los gallegos pero el Guijuelo no pudo marcar y es que este equipo cogió aire pero no está para florituras ni alardes.

Caía el sol en el Municipal y la sensación térmica tenía mas que ver con los alrededores de Moscú que con localidad chacinera enclavada en la ruta de la Plata.

En el segundo tiempo, el Somozas cual reo sentenciado a muerte pidió un deseo que no fue otro que morir con las botas puestas. Los gallegos salieron a pecho descubierto y pusieron en apuros a Kike Royo en varias ocasiones, pero al mismo tiempo descuidaron la faceta defensiva y los chacineros también dispusieron de varios acercamientos peligrosos a la meta rival. En el minuto 57, un error gallego deja un balón a Gordillo que con escuadra y cartabón pone un pase al hueco a Pino para que se quedara solo en un duelo ante el meta gallego. Intentó driblarlo pero acabó derribado. Claro penalti que se fue al limbo. Error arbitral, pero el colegiado extremeño Guillermo Conejero no fue muy protagonista en el choque, aunque sí tuvo mucho trabajo. En especial, en el apartado de amonestaciones. Desgastó el cartón amarillo enseñando hasta 5 a los visitantes y una por lo locales.

Segundos antes del minuto 60, Luque ve un hueco en la muralla galega en la frontal del área, arma la pierna y el mortero lo desvía Molina al palo. Este tipo de jugadores que salvan al equipo no deberían regresar a casa en bus con el resto, sino que se merecen una cenita con jamón y buenos caldos y pernoctar en la localidad chacinera y que hoy un directivo gallego lo suba a casa en un vehículo de alta gama. Sin prisas y a pedir de boca.

La sentencia no llegaba y la Tercera seguía merodeando el Municipal silbando con su guadaña lista. El Guijuelo seguía merodeando el gol y en un rechace en el área Pino en el minuto 77 mandaba un WhatsApp a la Tercera, que estaba en las inmediaciones, para que dejara de pasar frío y se fuera a su casa. No era el día de morir, sino de resucitar.

Hasta el pitido final la congelada parroquia chacinera ya solo combatía al frío ya que los tres puntos se quedaban en casa y la permanencia está más cerca. A 4 puntos del Boiro, que marca la línea de los que no se queman con el descenso o el play out. El Guijuelo sí pareció un equipo de Segunda B, sin alardes, pero de Segunda B.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Pueblos de Salamanca


La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies