Salamanca brindó su respeto a Alipio Pérez Tabernero

La afición de La Glorieta guardó un emotivo minuto de silencio por la muerte del ganadero

14.09.2016 | 09:56
Los tendidos de La Glorieta en el respetuoso minuto de silencio por la muerte de Alipio Pérez-Tabernero.
Los tendidos de La Glorieta en el respetuoso minuto de silencio por la muerte de Alipio Pérez-Tabernero.

Parecía que no, pero al fue que sí. Salamanca, ciudad fría donde las haya con los suyos, tributó dos homenajes en el festejo de ayer. El primero de ellos a uno de los legendarios ganaderos del Campo Charro, Alipio Pérez-Tabernero, quien con tanto orgullo llevó  por las plazas la Salamanca taurina y que ayer decía adiós para siempre; y el segundo para Javier Castaño, que ha sido capaz de sobreponerse a lo que todo el aficionado conoce con unas agallas impropias de un humano.

El silencio por la muerte de ´el jefe" fue sepulcral. Ni un alma se atrevió a moverse y la ovación a Castaño costó, pero finalmente se produjo. Buena parte de la culpa de que el respetablereaccionara la tuvieron Fernando García, ganadero de Adelaida Rodríguez que desde su abono del siete comenzó a tocar las palmas cuando aún tocaba la banda de Alba de Tormes, y Pablo del Castillo, administrador el Museo Taurino de Salamanca que en el uno aplaudía a rabiar. A ellos les siguió la afición al completo. El empresario Silvestre Sánchez Sierra, la ganadera Pilar Majeroni, acompañada de su hija Teresa, los criadores de Casasola, o Paulina Espinosa, hija de Armillita y mujer de Pedro "El Capea" fueron algunos de los rostros conocidos que demostraron su admiración por el torero y por el hombre. También lo hizo el presidente de la Junta de Cofradías José Adrián Cornejo, que es ´capillitas´ como el mismo Castaño.

Y es que entre las personas más conocidas apenas había novedad. La lluvia de la mañana y el frío de la tarde dejaron a los del ´colorín´ en casa. Como es hombre de campo, y recio, al alcalde de Montejo, Eloy García, no le importó la climatología y se divirtió de lo lindo y dio buena cuenta de la merienda a la muerte del tercero. El que fuera director de la Escuela de Tauromaquia no ha dado toros este año en su pueblo, pero parece no haber perdido afición por los festejos mayores. El regidor salió de la Diputación el año pasado y allí entró el mirobrigense Marcelino Cordero, que también acudió ayer a los toros en una de las localidades más demandadas en tardes como las de ayer, un recogido balconcillo del primer piso alejado del bullicio. También estuvieron el concejal de Salamanca Carlos García Carbayo y el alcalde de Villares, José Martín.

Lo que sí se apreció fue la presencia de agentes de la autoridad. Ayer en La Glorieta estuvimos muy seguros. El Jefe Superior de Policía de Castilla y León, Javier Peña, debutó en la Feria y junto él Francisco López, comisario de Valladolid, Manuel Cabello, policía y presente del coso pucelano, los queridos Francisco Tello y Aureliano Grande Cubino o el comisario jefe de Salamanca, Francisco Martín. Además, en el tendido también estaba el Jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández.

Y así pasó la más desapacible de Feria. Esperemos que hoy con Morante de la Puebla y El Juli en el ruedo aterrice más gente guapa en los tendidos de La Glorieta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook






































































La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies