NUEVA LEGISLATURA

El sueldo y el 'kit tecnológico' que recibirán diputados y senadores

El grueso de los diputados no recibirá tableta ni móvil nuevos y seguirá usando el que estrenaron en enero

27.06.2016 | 17:03
Imagen del Congreso de los Diputados.
Imagen del Congreso de los Diputados.

Los 350 diputados y 208 senadores surgidos de las elecciones generales de este domingo comenzarán a computar este lunes a efectos de su salario, si bien no percibirán retribución alguna hasta julio, cuando se constituyan las nuevas Cortes y asuman la condición plena de parlamentarios.

Su asignación básica será de 2.813,87 euros brutos al mes, más una indemnización neta por gastos derivados de su actividad parlamentaria (870,56 euros para los electos por Madrid y 1.823,86 euros para el resto) y complementos en función de su papel en la Cámara.

Así, el presidente del Congreso que resulte elegido el próximo 19 de julio, el día que se constituirá el Parlamento, complementará su sueldo base con otros 9.121 euros por su condición de miembro de la Mesa de la Cámara Baja, de gastos de representación y de gastos de libre disposición. El presidente del Senado cobrará por su parte un complemento de 7.538 euros mensuales.

Asimismo, los vicepresidentes sumarán otros 1.209,60 por ser miembros de la Mesa del Congreso, 1.010,83 por los gastos de representación y 707,10 para su libre disposición, mientras que los secretarios tendrán un plus de 2.440,30 euros. De su lado, los portavoces y portavoces adjuntos de los grupos parlamentarios tendrá unos complementos adicionales por valor de 2.667,5 euros y 2.087.07 euros respectivamente.

También recibirán un sueldo mayor los integrantes de las diferentes comisiones que se constituyan, el cual variará en función del grado de responsabilidad del puesto que sea ocupado. Así, el complemento de los presidentes de las comisiones se situará en los 1.434,31 euros; el de los vicepresidentes y portavoces de los distintos grupos, en 1.046,48; el de los secretarios en 697,65 euros y el de los portavoces adjuntos en 697,65 euros.

En el caso del Senado, el complemento de los vicepresidentes de la Cámara es de 3.941 y de 3.463 el de los secretarios. Los portavoces cobran un añadido de 2.667 euros y los portavoces adjuntos, 2.087. Los presidentes de comisión tienen un complemento de 1.431 euros, los vicepresidentes y portavoces, de 1.046, y los secretarios de comisión y portavoces adjuntos, de 697.

Desde las generales de 2011 los diputados vienen recibiendo un kit tecnológico con una tableta tipo iPad y un móvil iPhone de última generación a estrenar cuando se acreditan en el Congreso, pero esta vez únicamente se les entregará a los que obtienen escaño por primera vez.

SI NO RENUEVAN PODRÁN COMPRAR LA TABLET

Dado que la mayoría de los que fueron elegidos en diciembre volverán al Congreso porque apenas ha habido cambios en las listas, la Mesa de la Cámara decidió que se quedaran con estos útiles hasta saber si eran o no reelegidos. Si lo son seguirán utilizando los que estrenaron en diciembre y, en caso contrario, tendrán que devolverlos o comprarlos.

En caso de que no volviesen al Palacio de la Carrera de San Jerónimo, el Congreso, como ha ocurrido en legislaturas pasadas, solicitaría a los diputados que devuelvan esas herramientas de trabajo pero también le ofrecerán la posibilidad de poderlas comprar.

Podrán hacerlo, eso sí, pagando por la tableta y el móvil el precio que pagarían en el mercado, a diferencia de lo que tuvieron que abonar para quedarse con ellos los diputados cesados el pasado mes octubre que pudieron quedarse con su tableta previo abono de 50 euros, una oportunidad que aprovechó el 95% del hemiciclo, 332 de los 350 diputados de la última legislatura del bipartidismo, según los datos facilitados por el Congreso a Europa Press.

Las tabletas proporcionadas en enero fueron más caras (unos 700 euros por unidad) y, además, las que los diputados podrán quedarse ahora únicamente han sido usadas seis meses y no los cuatro años que dura una legislatura completa (al venderse en diciembre después de casi cinco años de uso tenían un precio de mercado de menos de 300 euros).

Igualmente, sus señorías también tienen derecho a una línea de ADSL en sus domicilios, aunque pueden renunciar a ella como hizo en la pasada legislatura el 74% del arco parlamentario (261 de los 350, entre ellos todos los de Podemos, Ciudadanos y Convergència). Como sus antecesores, quienes se sienten en el hemiciclo el 19 de julio tendrán también el ordenador del escaño y el del despacho. Los senadores, por su parte, seguirán contando con un portátil y un teléfono también de última generación.

BONO TAXI DE 3.000 EUROS AL AÑO

El Congreso cubrirá además los gastos de transporte de los diputados abonando directamente el precio del billete a la empresa transportista, a no ser que los diputados utilicen su propio vehículo, para lo que se les abonarán 0,25 euros por kilómetro siempre que el desplazamiento esté debidamente justificado.

Los que no tengan coche oficial asignado tendrán a su disposición, como viene ocurriendo desde el año 2006, una tarjeta para sus desplazamientos en taxi por Madrid con un límite de 3.000 euros anuales. En la anterior legislatura renunciaron a la misma 51 diputados (48 de Podemos y tres del PP), el 14% del total.

Además, si viajan en misión oficial, recibirán 150 euros diarios en concepto de dietas, si salen al extranjero, y 120 euros si el viaje es en territorio nacional. Hace año y medio, tanto el Congreso como el Senado pusieron en marcha un portal de transparencia a través del que se puede conocer el coste global de los viajes de sus señorías pero no una relación detallada de cada uno de ellos.

SIN COMPLEMENTOS DE PENSIÓN

Los parlamentarios de la XII Legislatura que cesen tras pasar un mínimo de dos años en el escaño tendrán derecho a la indemnización por cese que ya regía para sus antecesores, pero no podrán compatibilizarla con ningún otro sueldo, retribución, salario, pensión o dieta de carácter público o privado. Antes esta indemnización sólo era incompatible con otros sueldos públicos.

Sin embargo, los nuevos diputados y senadores no podrán acogerse al derecho a la pensión parlamentaria (o complemento de su pensión) del que venían disfrutando hasta 2011 los parlamentarios que hubieran sumado más de siete años en ejercicio. Bajo la Presidencia de José Bono, el Congreso decidió eliminar esta prestación que desde entonces sólo perciben los que lo hacían con anterioridad: un centenar de diputados entre los que hay varios de la Transición.

Y lo mismo se hizo con las ayudas económicas que se ponían a disposición de los exparlamentarios a los que la duración de su mandato no les permitía obtener la pensión parlamentaria. En este momento la cobra ya solo medio centenar de exdiputados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído Lo más votado
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies