20D

Bermúdez de Castro, con la vocación política en los genes

El candidato del PP al Congreso ha sentido desde joven inclinación por 'la cosa pública', pero preparó notarías y abrió un despacho de gestor administrativo

13.12.2015 | 16:41
Bermúdez de Castro, abajo a la izquierda, en un partido en La Alamedilla.
Bermúdez de Castro, abajo a la izquierda, en un partido en La Alamedilla.

Para la Asociación de Periodistas Parlamentarios fue el diputado más relevante del PP en 2014. José Antonio Bermúdez de Castro, candidato al Congreso por Salamanca, no oculta que, aunque le ganó Gaspar Llamazares, de IU, solo estar nominado como ´diputado más activo´ fue para él un motivo de satisfacción.

De pequeño ya era inquieto. "Con dos años se tiraba a los charcos de la Plaza Mayor porque quería nadar", recuerda su madre, Pilar Fernández Labrador. "Y en una representación en el Bretón de ´La Bella Durmiente´, donde su hermano Juan era el príncipe, José Antonio se llevó a la niña que estaba dormida, antes del beso, porque quería jugar".

Pilar Fernández Labrador fue candidata a la Alcaldía de Salamanca por UCD en 1979 y durante más de 30 años se dedicó a la política. Más desconocida es su faceta social. Inició la campaña contra el hambre de Manos Unidas y "Vivienda para quien no la tiene", con las mujeres de Acción Católica. Para dar dinero a las parroquias iba a pedir por las casas y José Antonio iba con ella. E incluso destinaba dinero para otros niños de su propina infantil.

Por la rama paterna también ha corrido la sangre política. Luis Bermúdez de Castro, abuelo de José Antonio, fue candidato de Acción Católica a las elecciones generales de 1931 durante la Segunda República „con José María Gil-Robles y Quiñones de León„. Fue, además, presidente de la Cámara Agraria e inculcó a su nieto el cariño por Salamanca y por el campo.

En 1997 Juan Bermúdez de Castro, padre de José Antonio, concurrió con_José María Gil- Robles Quiñones al Congreso por la Federación Demócrata Cristiana por la provincia de Salamanca. Tras perder los comicios se retiró de la vida pública y continuó con su trabajo como abogado del Estado. José Antonio Bermúdez de Castro pegó carteles de UCD, en 1979, y en 1990, cuando estudiaba Derecho en la Universidad de Salamanca, se integró en Nuevas Generaciones del PP. Preparó notarías. "Las tenía muy machacadas", recuerda su madre, "pero le llamaron para ayudar en unas elecciones". "Además de alegre y cariñoso „aunque ahora parece más estirado„, era muy buen estudiante, pero estudiaba rápido para disfrutar de la amistad de los demás", dice Fernández Labrador.

Bermúdez de Castro también pasó por el bufete de Óscar Alzaga, del PDP, y abrió su propio despacho de gestor administrativo en Madrid, pero en 1991 entró de parlamentario en la Asamblea de Madrid y desde 1996 ha estado en el Congreso como diputado. Ha tenido ofertas para incorporarse a la vida privada, pero le gusta la política. Y uno de los momentos que más le marcó en su trayectoria pública fue cuando después del atentado de Santa Pola, en agosto de 2002, solicitó la ilegalización de Batasuna desde la Diputación Permanente del Congreso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído Lo más votado
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies