AMISTOSO

Manita de España a Costa Rica (5-0)

Los de Lopetegui, que estrenaron la polémica camiseta, se pasearon

11.11.2017 | 23:25
Los jugadores de España celebran uno de los goles.

Un homenaje. Eso es lo que se dio España ayer ante Costa Rica en La Rosaleda y con Isco muy cómodo en su casa, intentándolo todo. Goleó el bloque de Lopetegui a Costa Rica (3-0) en un amistoso que no sirvió para medir muchas cosas pero sí dejó claro que hay talento para dar la cara en Rusia el próximo año en la cita mundialista.

Comenzó el choque con España atacando con descaro, desbordando por las bandas, tocando a placer y desquiciando al rival. En una de esas jugadas eternas, un balón suelto en el segundo palo lo aprovechó Jordi Alba en el minuto 5 para perforar la portería costarricense. Los costados, con Odriozola y Alba como balas, eran una constante en el bloque de Lopetegui, mientras que Isco se divertía ante los suyos con caños, lanzamientos de faltas y demás jugadas de fantasía. Iniesta, también muy suelto, se sumaba a la fiesta con esos regates que endulzan la práctica del fútbol. En el minuto 31, en un córner desde la izquierda, controló Piqué y su disparo se fue fuera. Con España volcada, Costa Rica sí dispuso de alguna ocasión aislada pero el debutante Kepa no tuvo muchos problemas en su estreno con La Roja. Pero si había alguien muy motivado en la primera mitad fue Morata. El delantero del Chelsea estaba en todas y buscó el gol de todos los colores. Lo encontró en el minuto 22. Genial conexión en banda izquierda entre Iniesta y Silva, que centró raso y tras un rechace, el balón le llegó a Morata, que la empujó para marcar el segundo del partido.

La primera mitad era plácida para los de Lopetegui y Costa Rica hacía las veces de invitado a la fiesta pero sin sonrisa ya que estaba viendo cómo España le pasaba por encima en todos los aspectos del juego. La que sí sonreía era La Rosaleda que estaba entregada a Isco. Conexión vintage a la malagueña. Hubo más ocasiones para Piqué a balón parado y para Morata pero el resultado ya no se movió al descanso. Primer asalto y el bolo estaba finiquitado. Solo faltaba por ver quién jugaría en la segunda mitad. Un clásico de estos partidos.

En la segunda mitad siguió el baile de España y ni siquiera el carrusel de cambios en ambos equipo cambió el panorama. Por si no fuera poco, Silva se sumó a la fiesta con dos tantos más, en el minuto 51 y en el 55. A placer, los de Lopetegui se daban un baño de masas con los olés en La Rosaleda sonando a gran volumen. Iniesta en el minuto 73 redondeó la manita a Costa Rica, dejando muy buenas sensaciones de cara al Mundial de Rusia. Precisamente, el combinado ruso será el próximo rival de España el martes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies