FIESTA MINERA EN LEÓN

¿Punto y final a la fiesta de Rodiezmo?

Este año no se llevará a cabo la tradicional fiesta minera por motivos económicos. Pero todo parece indicar que el adiós será definitivo

31.08.2013 | 12:33
Zapatero, Pajín y Aído, en la cita de 2009. | Reuters
Zapatero, Pajín y Aído, en la cita de 2009. | Reuters

La localidad de Rodiezmo (León) vive este año su primer domingo de septiembre más tranquilo desde 1995. Ese año, como ocurre en esta ocasión, se suspendió la fiesta minera astur-leonesa que desde 1979 reunía a miles de personas en la amplia campa del pueblo. Entonces, la celebración se sustituyó por el luto del sector, que horas antes vivió su accidente más trágico en la historia reciente, con la muerte de 14 trabajadores en el pozo San Nicolás de Hunosa, en Mieres.

Esta vez los motivos no son trágicos. El sindicato SOMA-FITAG-UGT, organizador del evento, explicó a finales de julio que se tomaba la decisión de suspender el encuentro festivo, reivindicativo, sindicalista y socialista por la difícil situación económica general y por el complicado momento que atraviesa el sector del carbón. No faltan voces que aseguran que las cabezas visibles de organizaciones de trabajadores o políticas prefieren evitar enfrentarse a un colectivo cuyo futuro inmediato está en vilo y con un panorama a medio plazo más que desalentador. Aunque SOMA dice que la intención es retomar la cita, se ha llegado incluso a decir que las altas esferas socialistas la dan por desaparecida y probablemente sea la realidad de la minería –cuyo nuevo plan del carbón se negocia la próxima semana- la que determine si la fiesta se recupera o muere.

Una fiesta venida a menos
Armando Fernández, actual portavoz socialista en Mieres y mano derecha de Fernández Villa durante años, echaba siempre las mismas cuentas en la presentación del acto para calcular el número de asistente que habría. “Trescientos autocares y unos 3.000 turismos… unos 30.000”, señalaba cada año en la única rueda de prensa ofrecida en bable en tierras leonesas. Lo cierto es que Rodiezmo vivió sus momentos de máximo apogeo tras el nombramiento de José Luis Rodríguez Zapatero como secretario general del PSOE y durante su primer mandato.

A la sombra del líder, ministros, cargos institucionales y políticos de distintos rangos se sumaban a los líderes sindicales, desfilaban por la fiesta y aguantaban estoicamente un sol de justicia o una lluvia incesante, según los años. Zapatero cumplió su promesa de acudir cada año a la fiesta hasta 2010. Con una huelga general convocada, llenó su agenda con un oportuno viaje internacional y puso fin a una reciente tradición: abrir el curso político con algún anuncio de cierto relumbrón, frecuentemente la subida de pensiones. En su calidad de presidente del PP, Mariano Rajoy reprochó a Zapatero su ausencia. “Yo hubiera ido a Rodiezmo. Hay que dar la cara”, aseguró entonces. El PSOE ha buscado un ‘parche’ parcial al hueco dejado por la cita en la campa leonesa y los socialistas asturianos inician el curso político mañana en Oviedo coincidiendo con la celebración de la Fiesta de la Rosa, que se recupera después de tres años.

 
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies