CIUDAD RODRIGO

Las vivencias del cirujano Enrique Crespo centran el pregón mayor

El jefe de la enfermería de la Plaza abre "el Carnaval del disfraz y también de los valientes que disfrutan corriendo delante de un toro"

05.02.2016 | 22:15
Entrada del pregonero Enrique Crespo al Teatro Nuevo acompañado por Azahara Martín.
Entrada del pregonero Enrique Crespo al Teatro Nuevo acompañado por Azahara Martín.

Las vivencias, alegrías y sinsabores, acumuladas durante los más de 30 años acudiendo al Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo del cirujano Enrique Crespo Rubio centraron su Pregón Mayor con el que anoche se abrió oficialmente en el Teatro Nuevo “Fernando Arrabal” las Fiestas Grandes.

“En casi todos los pregones el autor expresa en él parte de sus recuerdos, sus vivencias. Y así será también en este”, anunció al inicio de su intervención Enrique Crespo, lanzando un recuerdo emocionado “para tres personas que ya no están con nosotros: Ignacio Corvo, picador de toros, alcalde de Fuenteguinaldo, amigo entrañable; Adolfo Vidal Benito, médico mirobrigense, hombre afable, educado, culto, enamorado del Carnaval del Toro y de nuestra Fiesta, y el doctor Antonio Crespo Neches, inolvidable para todos los mirobrigenses de bien y a quien, sin duda, le debo estar hoy aquí”.

Y no en vano fue por el padre del pregonero mayor, Antonio Crespo, por lo que el hoy cirujano jefe de la enfermería de la Plaza durante el Carnaval llegó hasta Ciudad Rodrigo: “En 1985, siendo estudiante de Medicina, llegué a esta ciudad acompañando a mi padre y a otros tantos médicos para constituir el primer equipo médico de especialistas que acudía a la enfermería de la ciudad”.

“Unos años en los que la verdad estaba más ocupado en disfrutar del ambiente jaranero del Carnaval, de visitar las muchas peñas de entonces —recuerdo lo bien que se pasaba en la del UMO— durmiendo poco, bebiendo lo que no debía y prestando más atención a la juega que a los toros...”, recordó el pregonero.

A lo largo de los últimos 30 años, el doctor Enrique Crespo, primero con su padre y posteriormente encabezando él mismo la enfermería: “Me di cuenta enseguida que el Carnaval no sólo eran risas, disfraces, desenfreno, había gritos, tensión, nervios, miedo, pero también valientes que disfrutaban corriendo delante de los toros”.

Es por esta singular mezcla de disfraz y toro, por lo que la Fiesta mirobrigense “en medio de esta fiesta, van a surgir los percances en forma de cogidas, de caídas, de heridas y lesiones, muchas de ellas de enorme gravedad”, aseguró Crespo Rubio.

Aunque precisamente el largo historial de heridos que cada año cobra el Carnaval “y por el compromiso ético que nuestra conciencia profesional nos dicta, —afirmó el Pregonero Mayor— hemos conseguido hacer del equipo médico y de la Enfermería del Carnaval una referencia en la cirugía taurina mundial”.
Y todo ello “desde el respeto, porque aquí se admira al toro como en pocos sitios, durante los próximos días vendrán los aficionados a reivindicar la tauromaquia popular, a rendir pleitesía y respeto al toro, nunca a maltratarle”, finalizó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
 
Lo último Lo más leído Lo más votado
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies