ENFERMEDAD

La Junta intensificará la vigilancia en Riolobos tras los casos de gripe aviar

El director general de Producción Agropecuaria asegura que no hay motivo de alarma

14.01.2017 | 10:29
El Azud de Riolobos concentra más de 5.000 aves. | trisol

La Junta intensificará la vigilancia tras la detección de dos casos de gripe aviar en dos patos silvestres hallados muertos en una laguna de Palencia. Así lo confirmó el director general de Producción Agropecuaria, Jorge Llorente, que insiste en que no hay motivo para la alarma al tratarse de un serotipo que no afecta a los humanos. "Gracias al sistema de vigilancia con el que contamos se han detectado a estos dos animales positivos, pero también hay que tener en cuenta que en 2015 se revisaron un millar de muestras y en 2016 más de 1.500 y todas ellas fueron negativas".
En concreto, la Junta aumentará el control en los humedales de toda la Comunidad "vigilando que se cumplen todas las medidas de bioseguridad y no existe una mortandad anómala en las aves", explica Llorente.

En este sentido, recuerda que el virus está presente en Europa desde 2015 y que hace tres meses la Junta ya aumentó el nivel de vigilancia coincidiendo con la llegada de las aves migratorias.

También el delegado territorial de la Junta en Palencia, Luis Domingo González, restó importancia a los dos casos de influencia aviar y consideró "normal" que algo así haya ocurrido por la migración de las aves.

En Salamanca, la atención se centrará principalmente en el Azud de Riolobos, donde en este momento hay más de 5.000 aves, la mayoría de ellas acuáticas y entre las que se encuentran diferentes especies de patos, gansos y grullas. El gran número de ejemplares y, sobre todo, su carácter migratorio complican la vigilancia en este tipo de humedales, advierten los expertos consultados, aunque señalan que en este momento no hay riesgo para los humanos. Aún así, como apunta Guillermo Hernández , en el caso de encontrar una ave muerta es importante no tocarla y avisar a los agentes medioambientales o al Seprona, que cuentan con un protocolo de actuación y deben enviar el ejemplar a Valladolid para su posterior análisis.

Las primeras aves migratorias llegaron a Riolobos a finales de agosto, aunque la entrada masiva se produjo entre los meses de octubre y noviembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies