Sánchez: el perro del hortelano

Pedro Sánchez lo quiere volver a intentar, con menos diputados, agarrado a un clavo ardiendo; al mismo tiempo que los electores gallegos y vascos vuelven a otorgarle al PSOE un resultado de récord, pero por abajo

26.09.2016 | 19:06
Pedro Sánchez durante la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal del PSOE.

Nos despertamos estos días con noticias que vuelven a resucitar ese fúnebre gobierno del cambio de Pedro Sánchez. Como si se tratara de esa película que repite nuestra televisión y que todos hemos visto ya, pero que nos volvemos a tragar aún conociendo el fallido final. Pedro Sánchez lo quiere volver a intentar, con menos diputados, agarrado a un clavo ardiendo; al mismo tiempo que los electores gallegos y vascos vuelven a otorgarle al PSOE un resultado de récord, pero por abajo.

Los tiros van por la propia supervivencia del líder socialista. Sánchez nos hace perder el tiempo a todos los españoles para ganarlo él frente a sus barones. Ya son muchos los que le han advertido que no se puede gobernar con 85 diputados. Lo han afirmado los líderes socialistas de Andalucía, Extremadura, Castilla la Mancha, Asturias; o figuras importantes como Zapatero, Rubalcaba, Alfonso Guerra, o Felipe González. Esta semana se han sumado a las voces de ´cambio de rumbo´ también pesos pesados como Chacón, Pepiño Blanco o Eduardo Madina, desolados por los resultados del 25-S. Pero eso parece importarle poco a quien quiere poner a todos ellos frente al espejo y llevarles al extremo: es o Rajoy o Sánchez. Encerrona en toda regla.

En esta nueva política pesan más los vetos que los votos, y el rencor hacia el Partido Popular parece relegar al interés general a un desgraciado segundo plano. Se echa de menos un PSOE fuerte y coherente, con sentido de Estado y mensaje común en toda España, con sus singularidades, pero sin perder de vista el interés general. Ese Partido Socialista que aguantó el envite del Partido Comunista en la transición y supo acordar cuestiones de Estado con el PP. Aquellos socialistas supieron diferenciar su mensaje al de Izquierda Unida, y ahora no se puede dejar seducir por el populismo de Podemos que le pretende sustituir. Los españoles necesitan un referente de izquierdas, pero también un partido responsable, que no coquetee con los nacionalismos y que no anteponga los intereses de partido a los de España.

Como ese perro del hortelano que ni come ni deja comer, Sánchez ni gobierna ni deja gobernar. Es su gobierno o terceras elecciones, y mientras tanto los españoles sin presupuestos ni certeza. La aritmética no suma, y todo a lo que puede aspirar el PSOE es a un inviable gobierno apoyado por Podemos, PNV, CiU, y Esquerra Republicana. Los mejores compañeros de viaje. Todo para conseguir tan sólo un escaño más de los que suman PP y Ciudadanos. Esta película trasnochada terminará cuando el aparato socialista asuma su realidad; la que le han marcado ya los españoles en dos ocasiones otorgando mayorías al Partido Popular con más de dos millones de votos de distancia con el segundo. La misma realidad que vuelve a retumbar en Galicia y País Vasco con fatídico resultado socialista.

En el extremo opuesto el Partido Popular. Cómodo en sus resultados pero incómodo en la incertidumbre de gobernar o no. Cuanto más parecen atacar a Rajoy más le refuerzan las urnas. El PP se ha convertido ya en sinónimo de estabilidad frente a las aventuras de los demás, el único partido sensato alejado de populismo e independentismo, y con una fortaleza ahora mismo envidiada en otros partidos. Los españoles, y hasta los medios afines de la izquierda, han asumido ya que el único gobierno viable y legitimado para España es el que encabeza el ganador de las elecciones. Y por mucho que moleste Rajoy, es el líder menos contestado internamente de todo el panorama, si Feijoo nos lo permite, y el único legitimado para gobernar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies